Saturday, March 2

Abonos a 1 euro para residentes: la oferta salvaje que gana el concurso del parking público ante el Congreso de los Diputados


El aparcamiento municipal más barato de Madrid para residentes estará situado en uno de los lugares más privilegiados de la ciudad: en pleno barrio de las Letras, enfrente del Congreso de los Diputados y a un paso del Museo del Prado. Los habitantes o trabajadores de su zona de influencia podrán optar a 123 plazas de parking pagando solo un euro al mes, según la oferta que se ha adjudicado la privatización durante la próxima década, a la que ha tenido acceso este periódico.

La adjudicación, firmada la semana pasada por el área de Movilidad, entrega a la unión de empresas Empark y a Edhinor la gestión del aparcamiento municipal de Cortes a cambio de la ventajosa oferta para los residentes ya citada, a la ejecución de varias obras de renovación de las instalaciones y a un canon fijo de 1.015.000 euros, más de 300.000 euros por encima de lo que inicialmente pedía el consistorio, entre otros.

Para acceder a estos precios, los residentes y comerciantes de la zona de influencia del parking deberán concurrir a la convocatoria de plazas para la explotación del aparcamiento y podrán empezar a usarlas, si son beneficiarios, una vez que acaben las obras de renovación y que se podrán extender hasta 12 meses después de la firma de la adjudicación.

La citada zona de influencia que marca quiénes podrán ser los beneficiarios de las plazas públicas se sitúa en la mayor parte del barrio de Cortes (distrito Centro), aunque también se extiende a una pequeña parte del barrio de los Jerónimos (Retiro), como se observa en el mapa municipal que fija las calles que abarca.


El bajísimo precio para residentes ofrecido por Empark y Edhinor ha permitido a su oferta convertirse en la ganadora de este concurso, ya que ha permitido compensar los puntos obtenidos en otros apartados del concurso que no lideró: no era la que más dinero ofrecía al Ayuntamiento de Madrid como canon (hubo dos que subieron hasta 1,1 millones) ni la que mejor proyecto técnico presentaba (fue superada por otras dos compañías).

A la hora de presentar las condiciones del concurso, el área de Movilidad había aumentado el peso que tenían las ofertas a la baja para residentes hasta el 20% del total de puntos del concurso. Inicialmente proponía cobrar 160 euros al mes a cada usuario, pero las ocho compañías concursantes podían reducir este importe. La realidad fue que la oferta más alta fue de 100 euros y la más baja fue la citada de Empark-Edhinor con solo 1 euro mensual.

El de Cortes es la tercera privatización de un aparcamiento ya existente adjudicada el equipo de Almeida. En los dos casos anteriores el precio de las plazas no destinadas a la rotación había suscitado polémica, debido a que el consistorio había elegido la oferta más cara para los residentes en el caso del Carmen y una de las más elevadas en Santo Domingo. En el caso del Carmen, el peso de las ofertas a la baja era del 10% de los puntos totales, la mitad que en Cortes.

Uno de los parkings más rentables de Madrid

Las condiciones de la oferta ganadora a las que ha tenido acceso este periódico limitan a diez los años propuestos para la explotación, más dos posibles de prórroga, hasta el 2035 (el consistorio permitía hasta 15+2), y apuesta por obtener la mayoría de ingresos a través de las tarifas de rotación en 341 plazas de rotación, gracias a que el de Cortes es uno de los aparcamientos municipales más rentables. Las cifras las conoce bien la adjudicataria Empark, que gestiona estas instalaciones desde el año 1969 y que recaudaba 2,1 millones de euros anuales hasta la llegada de la pandemia, según las cifras publicadas por el propio Ayuntamiento de Madrid. El canon anual que ha pagado hasta ahora es de 18.000 euros.


La mayoría de plazas de aparcamiento estarán dedicadas a visitantes (306 estacionamientos de rotación), mientras que una pequeña parte estará reservada a residentes (123 plazas, 40 de ellas eléctricas de recarga lenta y el resto de recarga rápida). Además, habrá espacio para 14 plazas de motos, patinetes o bicicletas, 11 para micrologística y 10 para carsharing.

Desde la oposición se ha criticado el pequeño porcentaje de aparcamiento previsto para los residentes del distrito Centro e incluso el PSOE llegó a pedir en un pleno que se destinara a ellos el 60% de las plazas, también en los concurso de Luna-Tudescos o Santa Ana, que serán los siguientes en ser adjudicaos. 36,6 millones como valor estimado del contrato.





www.eldiario.es