Wednesday, May 18

Billares, caballos, vinos, trufas y telesillas: la UE cierra el grifo del lujo al círculo íntimo de Putin

Ni champán, ni puros, ni caviar, ni caballos, ni vinos caros. La Unión Europea ha aprobado un nuevo paquete de sanciones, el cuarto, en el que se detalla el veto a las exportaciones de artículos de lujo, además de incluirse otros 15 empresarios próximos al presidente ruso, Vladímir Putin, entre ellos el dueño del Chelsea, Roman Abramovich.

El umbral general para los artículos de lujo vetados son 300 euros, tal y como se recoge en el documento publicado por el Diario Oficial de la UE, salvo para partidas más detalladas. Por ejemplo: “Vehículos, excepto ambulancias, destinados al transporte de personas por tierra, aire o mar cuyo valor supere los 50 000 euros por unidad, teleféricos, telesillas, telesquíes y mecanismos de tracción para funiculares y motocicletas”.

Así, entran en la lista “piedras preciosas (excepto los diamantes) o semipreciosas, naturales, incluso trabajadas o clasificadas, sin ensartar, montar ni engarzar; piedras preciosas (excepto los diamantes) o semipreciosas, naturales, sin clasificar, ensartadas temporalmente para facilitar el transporte”. Además, “diamantes, incluso trabajados, sin montar ni engarzar, excluidos los destinados a usos industriales”.

El pasado viernes, Von der Leyen afirmó: “Continuaremos presionando a las élites rusas cercanas a Putin, así como a sus familias y facilitadores. Esta es la razón por la cual los ministros de Finanzas, Justicia e Interior del G7 se reunirán la próxima semana para coordinar el grupo de trabajo que establecimos para atacar a los aliados de Putin”.

En este sentido, la UE quiere asegurarse de que el “Estado ruso y sus élites no puedan usar criptoactivos para eludir las sanciones”. En cuarto lugar, se prohibirá “la exportación de cualquier artículo de lujo de la UE a Rusia, como golpe directo a la élite rusa. Aquellos que sostienen la maquinaria de guerra de Putin ya no deberían poder disfrutar de su lujoso estilo de vida mientras las bombas caen sobre personas inocentes en Ucrania”.

El detalle en el que entra la UE es tan grande, que se pueden encontrar las siguientes referencias: “Pelucas, barbas, cejas, pestañas, mechones y artículos análogos, de cabello, pelo o materia textil; manufacturas de cabello no expresadas ni comprendidas en otra parte”. O: “Trajes sastre, conjuntos, chaquetas (sacos), vestidos, faldas, faldas pantalón, pantalones largos, pantalones con peto, pantalones cortos (calzones) y shorts (excepto de baño), para mujeres o niñas”. O, incluso, dentro del apartado “artículos y equipos de billar, boleras automáticas, juegos de casino y juegos que funcionen con monedas o con billetes de banco”, lo siguiente: “Billares de cualquier clase y sus accesorios; los demás juegos activados con monedas, billetes de banco, tarjetas bancarias, fichas o por cualquier otro medio de pago, excepto los juegos de bolos automáticos (bowling); naipes; videoconsolas y máquinas de videojuego”.

En concreto, la UE ha decidido: prohibir todas las transacciones con determinadas empresas estatales; prohibir la prestación de cualquier servicio de calificación crediticia, así como el acceso a cualquier servicio de suscripción relacionado con actividades de calificación crediticia, a cualquier persona o entidad rusa; ampliar la lista de personas vinculadas a la base industrial y de defensa de Rusia, a quienes se imponen restricciones más severas a la exportación de productos de doble uso y de bienes y tecnología que puedan ayudar a Rusia en la mejora tecnológica de su sector de la defensa y la seguridad; prohibir nuevas inversiones en el sector ruso de la energía, e introducir una restricción general a la exportación de equipos, tecnología y servicios para la industria energética; e introducir nuevas restricciones comerciales en relación con el hierro y el acero, así como con los productos de lujo.

Además, la UE ha decidido “sancionar a los principales oligarcas, grupos de presión y propagandistas que promueven la versión del Kremlin sobre la situación en Ucrania, así como a empresas clave en los sectores de la aviación, los sectores militar y de productos de doble uso, la construcción naval y la construcción de maquinaria”, explica el Consejo de la UE –los Gobiernos–.

Así, “en vista de la gravedad de la situación, y en respuesta a la agresión militar de Rusia contra Ucrania, procede adoptar medidas restrictivas adicionales. En particular, procede prohibir todas las transacciones con determinadas empresas públicas. Procede asimismo prohibir la prestación de cualquier servicio de calificación crediticia, así como el acceso a cualquier servicio de suscripción relacionado con actividades de calificación crediticia, a cualquier persona o entidad rusa”.

Sanciones para Abramovich y otros empresarios

Roman Abramovich. “Es un oligarca ruso que mantiene una estrecha vinculación desde hace tiempo con Vladímir Putin”, afirma el Diario Oficial de la UE: “Ha tenido un acceso privilegiado al presidente y ha mantenido muy buenas relaciones con él. Este vínculo con el dirigente ruso le ayudó a conservar su considerable fortuna. Es accionista mayoritario del grupo siderúrgico Evraz, uno de los mayores contribuyentes de Rusia. Por lo tanto, se ha beneficiado de políticos rusos responsables de la anexión de Crimea o de la desestabilización de Ucrania. Es también uno de los empresarios rusos de primer orden implicados en sectores económicos que proporcionan una fuente sustancial de ingresos al Gobierno de la Federación de Rusia, que es responsable de la anexión de Crimea y de la desestabilización de Ucrania”.

German Khan. “Accionista mayoritario del conglomerado Alfa Group, que incluye Alfa Bank, uno de los mayores contribuyentes de Rusia”, afirma la UE: “Se le considera una de las personas más influyentes de Rusia. Al igual que otros propietarios de Alfa Bank (Mikhail Fridman y Petr Aven), mantiene una estrecha relación con Vladímir Putin y sigue negociando con él importantes favores. Los propietarios de Alfa Group obtienen beneficios empresariales y jurídicos de esta relación. La hija mayor de Vladímir Putin, Maria, dirigió un proyecto benéfico llamado Alfa-Endo, financiado por Alfa Bank. Vladímir Putin recompensó la lealtad de Alfa Group a las autoridades rusas ofreciendo ayuda política a los planes de inversión en el extranjero de Alfa Group. Por lo tanto ha apoyado activamente, material o financieramente, a los políticos rusos responsables de la anexión de Crimea o de la desestabilización de Ucrania, y se ha beneficiado de ellos”.

Según El Confidencial, tanto German Khan como Alexey Kuzmichev, incluidos en el presente listado, tienen acciones de LetterOne, la sociedad luxemburguesa que controla los supermercados DIA, como lo tenían Mikhail Fridman y Petr Aven, sancionados en días anteriores por la UE.

Viktor Rashnikov. “Es un destacado oligarca ruso, propietario y presidente del consejo de administración de la empresa Magnitogorsk Iron & Steel Works (MMK). MMK es uno de los mayores contribuyentes de Rusia. La presión fiscal sobre la empresa aumentó en los últimos tiempos, lo que originó unos ingresos considerablemente más elevados para el presupuesto estatal ruso”, afirma el Diario Oficial de la UE.

Alexey Kuzmichev. “Accionista mayoritario del conglomerado Alfa Group, que incluye Alfa Bank, uno de los mayores contribuyentes de Rusia. Se le considera una de las personas más influyentes de Rusia. Tiene vínculos bien establecidos con el presidente ruso”, se lee en el Diario Oficial.

Alexander Mikheev. “Presidente y director ejecutivo de Rosoboronexport, único intermediario estatal oficial de Rusia para la exportación e importación de productos, tecnologías y servicios militares y de doble uso. Rosoboronexport es una filial de Rostec, compañía de propiedad estatal que supervisa la investigación y el desarrollo de tecnología militar, y posee varios centros de producción que juegan un papel instrumental en el despliegue de dichas tecnologías en el campo de batalla. La venta de armas constituye una importante fuente de ingresos para el Gobierno ruso. También se utiliza para promover los objetivos económicos y estratégicos de Rusia. Entre 2000 y 2020, Rosoboronexport vendió armas por valor de 180 000 millones de dólares a clientes extranjeros”.

Alexander Nikolayevich Shokhin. “Es presidente de la Unión Rusa de Industriales y Empresarios, un grupo de presión que promueve los intereses de las empresas en Rusia. También es vicepresidente del Consejo de Administración de Mechel PAO, una de las principales empresas mineras y metalúrgicas rusas, que genera una fuente de ingresos para el Gobierno de la Federación de Rusia. Tras la anexión de Crimea por Rusia, Shokhin expresó públicamente la necesidad de dirigir más inversiones rusas a Crimea para contrarrestar el posible bloqueo económico de Occidente. El 24 de febrero de 2022, Shokhin asistió en el Kremlin a la reunión de oligarcas con Vladímir Putin para debatir las consecuencias de la línea de actuación a raíz de las sanciones occidentales”.

Andrey Ryumin. “Director ejecutivo de Rosseti PJSC, una empresa controlada por el Estado ruso, que opera con redes de energía, presta servicios de conexión tecnológica y de transporte y distribución de electricidad en Rusia. Rosseti PJSC construyó la subestación ‘The Port’, que proporciona la tracción ferroviaria del puente de Crimea y alimenta la parte de carga seca del puerto marítimo de Taman, así como las autopistas, en particular la autopista M25 Novorossiysk-Kerch”.

Armen Gasparyan. “Dirige su propio programa, Nablyudenye, en el medio de comunicación ruso Sputnik y un programa de radio en Vesti FM. También publica libros y audiolibros y acude como experto al programa de radio Polnyi kontakt (”Contacto Pleno“) de otro propagandista, Vladimir Solovyov. Gasparian ha difundido sistemáticamente discursos acordes con la propaganda del Kremlin. Se ha servido de falacias para explicar asuntos internacionales, ha negado la soberanía ucraniana sobre Crimea y defendió las acciones de Rusia en el estrecho de Kerch cuando esta capturó un buque ucraniano. Sigue publicando propaganda prorrusa relacionada con la invasión rusa de Ucrania y niega activamente la soberanía de Ucrania”.

Artyom Sheynin. “Es un propagandista ruso y presentador del programa de entrevistas Vremya Pokazhet (”El Tiempo Lo Dirá“) en el canal 1 de televisión, controlado por el Estado. Realizó declaraciones en apoyo de la anexión ilegal de Crimea y el reconocimiento de la independencia de las denominadas repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. En sus emisiones en directo, Sheynin promueve el odio étnico entre ucranianos y rusos, niega la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y calumnia a los opositores de Putin en Rusia”, afirma el Diario Oficial.

Dmitry Kulikov. “Difunde propaganda a favor del Kremlin. Ha hecho declaraciones públicas en los canales estatales de televisión en consonancia con el relato del Kremlin sobre la situación en la región de Donbás. Asimismo, ha justificado las acciones de las autoridades rusas que amenazan la integridad y la soberanía territorial de Ucrania, como la suspensión de la aplicación de los Acuerdos de Minsk o la decisión de reconocer las repúblicas independientes de Donetsk y Lugansk”.

Konstantin Ernst. “Es el consejero delegado de Channel One Russia, una de las empresas rusas de comunicación más grandes, que ha sido utilizada durante muchos años con fines propagandísticos por las autoridades rusas. Desde su cargo, es responsable de haber organizado y difundido la propaganda antiucraniana de las autoridades rusas. Asimismo, ha recibido las más altas condecoraciones nacionales, como la Orden por Servicios a la Patria, la Orden de la Amistad, cartas de agradecimiento y premios del Gobierno y el presidente de la Federación de Rusia, además de la medalla de Participante en la Operación Militar en Siria”.

Marina Sechina. “Es exesposa de Igor Sechin, el consejero delegado de Rosneft. Ha utilizado sus contactos con distintos agentes del Gobierno ruso y de las estructuras empresariales rusas, en particular con su exmarido, para su beneficio personal. Las empresas propiedad de Sechina participaron en la preparación de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi de 2014. Es propietaria de LLC Stankoflot, a la que se otorgan contratos sin licitación de la Corporación Estatal para la Ayuda al Desarrollo, la Producción y la Exportación de Productos Industriales de Tecnología Avanzada (Rostec). Además, es la jefa de FTSSR CJSC y dueña de una participación en RK-Telecom”.

Suleyman Kerimov. “Es el propietario del grupo financiero e industrial Nafta Moscow. Se calcula que el valor neto de las propiedades de Kerimov y su familia asciende a los 9.800 millones de dólares. Ha recibido grandes sumas de dinero de Sergei Roldugin, que es el custodio de la fortuna de Vladímir Putin”.

Tigran Khudaverdyan. “Es el director ejecutivo de Yandex, una de las principales empresas tecnológicas de Rusia, especializada en productos y servicios inteligentes que funcionan gracias al aprendizaje automático. El antiguo jefe de prensa de Yandex acusó a dicha empresa de ser ‘un elemento clave en la ocultación de información’ sobre la guerra en Ucrania a la población rusa. Además, la compañía ha venido publicando en su buscador avisos para los usuarios rusos que buscaban información sobre la guerra de Ucrania de que la información en Internet no era fiable, a partir de que el gobierno ruso amenazara a los medios en relación con lo que publicaban”.

Vladimir Rashevsky. “Es el director general y consejero delegado de EuroChem Group AG, uno de los mayores productores mundiales de fertilizantes. Anteriormente (entre 2004 y 2020) fue consejero delegado de la empresa de carbón JSC SUEK. Se trata de las principales empresas rusas, copropiedad del multimillonario ruso Andrei Melnichenko, que generan y proporcionan unos ingresos considerables al Gobierno ruso. La empresa coopera con las autoridades rusas, en particular con Vladímir Putin. Las empresas de EuroChem Group han proporcionado nitrato de amonio a las zonas ocupadas del Donbás. SUEK ha firmado contratos con sanatorios de Crimea a fin de establecer programas sanitarios para empleados. Por consiguiente, apoya material o financieramente al Gobierno de la Federación de Rusia, que es responsable de la anexión de Crimea y de la desestabilización de Ucrania”.

Las empresas sancionadas

Rosneft Aero. “Suministra carburante para reactores al aeropuerto de Simferópol, que ofrece conexiones aéreas entre los territorios anexionados ilegalmente de Crimea y Sebastopol, y Rusia. De este modo, contribuye a la consolidación de la península de Crimea en la Federación de Rusia. Por tanto, Rosneft Aero apoya, material o financieramente, acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”.

Rosoboronexport. “Es el único intermediario estatal oficial de Rusia para la exportación e importación de productos, tecnologías y servicios militares y de doble uso. Rosoboronexport es una filial de Rostec, compañía de propiedad estatal que supervisa la investigación y el desarrollo de tecnología militar, y posee varios centros de producción que juegan un papel instrumental en el despliegue de dichas tecnologías en el campo de batalla. La venta de armas es una fuente importante de divisas fuertes para el Gobierno ruso. También se utiliza para promover los objetivos económicos y estratégicos de Rusia. Entre 2000 y 2020, Rosoboronexport vendió armas por valor de 180.000 millones de dólares a clientes extranjeros”.

High Precision Systems. “Es un desarrollador y fabricante de armas ruso. Lidera el mercado de la ingeniería y producción de los sistemas de misiles balísticos tácticos en Rusia. High Precision Systems es una filial de Rostec. Las fuerzas armadas rusas utilizaron armas fabricadas por High Precision Systems durante la invasión ilegal rusa de Ucrania en 2022. Por tanto, High Precision Systems es responsable de apoyar, material o financieramente, acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”.

Kurganmashzavod. “Es una importante empresa rusa dotada de un complejo industrial y militar. Durante la invasión ilegal de Ucrania en 2022, Rusia utilizó vehículos de combate de infantería BMP-3 suministrados por Kurganmashzavod a las fuerzas armadas rusas”.

Russian Helicopters. “Es una importante empresa rusa de fabricación de helicópteros. Durante la invasión ilegal de Ucrania en 2022, Rusia utilizó helicópteros militares Ka-52 Alligator fabricados por Russian Helicopters”.

United Aircraft Corporation. “Es un fabricante ruso de aeronaves civiles y militares. Junto con sus empresas filiales, controla el 100 % de la producción de aeronaves militares de Rusia. Durante la invasión ilegal de Ucrania en 2022, Rusia utilizó aviones de combate fabricados por United Aircraft Corporation”.

United Shipbuilding Corporation. “Es un conglomerado ruso de construcción naval de propiedad estatal y el principal proveedor de buques de guerra militares a la armada rusa. Posee numerosos astilleros y estudios de arquitectura naval. El proyecto ”Pyotr Morgunov“ 11711, buque de desembarco de grandes dimensiones construido por United Shipbuilding Corporation, participó en la invasión ilegal rusa de Ucrania en 2022. El proyecto 22160 Vasily Bykov, buque patrulla de la flota del mar Negro diseñado por United Shipbuilding Corporation, también participó en la agresión rusa contra Ucrania!”.

Uralvagonzavod. “Es una importante empresa rusa de construcción de maquinaria y es el único fabricante de tanques de Rusia. Durante la invasión ilegal de Ucrania en 2022, Rusia utilizó tanques T-72B3 suministrados por Kurganmashzavod a las fuerzas armadas rusas. Por tanto, Uralvagonzavod es responsable de apoyar, material o financieramente, acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”.

Zelenodolsk Shipyard. “Es una de las mayores empresas de construcción naval de Rusia. Construyó el buque patrulla ”Vasily Bykov“ de la flota del mar Negro, que participó en la invasión ilegal rusa de Ucrania en 2022. El 24 de febrero de 2022, el ”Vasily Bykov“ atacó a los soldados ucranianos que defendían la isla de las Serpientes”.




www.eldiario.es