Sunday, July 3

Bruselas propone racionar el gas y fijar el precio si Putin corta el grifo mientras acelera el desenganche de Rusia

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles racionar el gas y limitar su precio si el presidente ruso, Vladímir Putin, corta el suministro al calor de su invasión de Ucrania. Son algunas de sus medidas incluidas en una Comunicación sobre intervenciones a corto plazo en el mercado de la energía y mejoras a largo plazo en el diseño del mercado de la electricidad. Entre ellas la Comisión Europea no incluye la reforma del mercado eléctrico que proponen países como España y Francia.

“La guerra de Putin está perturbando el mercado energético global”, ha dicho la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen: “Muestra lo dependientes que somos de los combustibles fósiles importados. Y lo vulnerables que somos al depender de Rusia para importar nuestros combustibles fósiles. Ahora debemos reducir lo más rápidamente posible nuestra dependencia energética de Rusia. Podemos reemplazar los combustibles fósiles rusos trabajando en tres niveles: en el lado de la demanda, ahorrando energía. Por el lado de la oferta, diversificando nuestras importaciones de energía dejando atrás los combustibles fósiles y acelerando la transición hacia la energía limpia. Hoy estamos llevando nuestra ambición a otro nivel para asegurarnos de independizarnos de los combustibles fósiles rusos lo más rápido posible y acelerar el Pacto Verde Europeo”.

La comunicación del Ejecutivo Comunitario muestra “varias opciones de intervención en el mercado del gas para abordar el desequilibrio entre la oferta y la demanda a nivel mundial, que se encuentra en el origen del aumento de los precios mayoristas de la energía”. En la UE, el gas sigue desempeñando un papel importante en la generación de energía. Además, Rusia, el mayor proveedor de gas de la UE, “ha aumentado la incertidumbre sobre el suministro tras la invasión de Ucrania, un país de tránsito clave para el gas, y al tratar de cambiar unilateralmente las condiciones de pago de los contratos de gas, al exigir el pago en rublos”, afirma la comunicación.

Para abordar las causas profundas de la actual presión sobre los precios en los mercados mundiales del gas, la Plataforma de Energía de la Comisión Europea “ayudará a mitigar los picos de precios asegurando suministros a precios competitivos gracias a la demanda agregada y el alcance coordinado a los países proveedores”.

Bruselas también presenta una serie de opciones para mitigar el impacto de los altos precios del gas en los consumidores, como la “posible extensión de la regulación de precios minoristas, e interrupciones del comercio para situaciones de volatilidad extrema y medidas de apoyo de liquidez de emergencia”.

“En el caso de una interrupción total o a gran escala de las entregas de gas ruso, lo que crearía una tensión significativa en el suministro, la Comisión Europea ha buscado opciones para fortalecer los mecanismos de solidaridad existentes entre los Estados miembros, como el racionamiento transfronterizo coordinado y la reducción de la demanda”, dice Bruselas: “También podría preverse un precio fijado en la UE para el gas durante un período de emergencia declarado en la UE”.

Y añade: “Una posibilidad en caso de una interrupción total sería limitar la formación de precios durante este escenario de interrupción limitando el precio en los mercados de gas europeos durante la duración de la emergencia”.

“El diseño actual del mercado eléctrico de la UE ofrece herramientas que protegen a los consumidores finales de la volatilidad del mercado”, afirma el Ejecutivo comunitario: “Sin embargo, la Comisión considera que, a corto plazo, podrían contemplarse medidas adicionales en el mercado mayorista de electricidad para proteger a los hogares y empresas de la UE más vulnerables, teniendo en cuenta los contextos nacionales y locales. Estas medidas incluyen la redirección de rendimientos inframarginales excepcionalmente altos (los llamados beneficios caídos del cielo) de ciertos generadores de electricidad apoyar a las personas necesitadas. Además, el alcance de los precios minoristas regulados podría ampliarse para cubrir también a las PYME. Esta extensión tendría que ser limitada en términos de las cantidades cubiertas para no provocar un aumento del consumo”.

En relación con la excepcionalidad ibérica reconocida por la UE a España y Portugal, que ha permitido aprobar en el Consejo de Ministros la limitación del precio del gas para bajar la factura de la luz, y que está pendiente del visto bueno definitivo de la Comisión Europea, Bruselas afirma: “Algunos Estados miembros están considerando reducir temporalmente los precios de la electricidad mediante la introducción de un precio de referencia del gas utilizado para la generación de electricidad. Cualquier medida de este tipo debe diseñarse de manera compatible con los Tratados de la UE, en particular sin restricciones a las exportaciones transfronterizas y respetando las normas sobre ayudas estatales. Finalmente, en estas circunstancias excepcionales, los ingresos podrían utilizarse para financiar medidas de emergencia para los consumidores”.

A partir de aquí, la Comisión Europea “invita al Consejo Europeo [que se reúne en dos semanas] a aprobar las medidas propuestas a corto plazo para hacer frente a los altos precios” y a “acelerar las medidas de preparación para una posible interrupción adicional del suministro de gas ruso”.






www.eldiario.es