Saturday, September 25

Consuelo Ordóñez: “La izquierda abertzale actúa como los talibanes, hace las cosas por estrategia”


La polémica con los recibimientos a los presos de ETA que salen de la cárcel y regresan a casa se ha reavivado en los últimos días con el caso de Agustín Almaraz, condenado por matar a cuatro personas y que salió de la prisión de Basauri este lunes después de 25 años. Con motivo de su regreso, en el barrio bilbaínao de Santutxu se celebró un recorrido de bienvenida con música, tambores y banderas de ‘presoak etxera’. Sortu, partido que integra EH Bildu, se ha quedado solo en la defensa de estos actos. Una de las voces más críticas con su actitud ha sido Consuelo Ordóñez (Caracas, 1959), presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), y hermana de Gregorio Ordóñez, concejal de Donostia y parlamentario vasco por el Partido Popular asesinado por ETA en 1995. Si bien califica de “victoria” que el año pasado los recibimientos a expresos de ETA se redujesen un 51%, el “pasacalles” con el que recibieron a Agustín Almaraz lo ha sentido como una “provocación indecente”.

Urkullu tilda de “repulsiva” la defensa de los ‘ongi etorri’ por parte de Sortu

Saber más

¿Estamos ante una nueva forma de ‘ongi etorri’?

No creo que estemos ante una nueva modalidad. Lo único que ha cambiado en esta última época es que van más personas a recibirlos a la salida de la cárcel. Eso se debe a dos razones: que ya no pueden hacerles ‘ongi etorri’ y que todos están más cerca de Euskadi. En 2020 estuvimos comprobando y documentando, y dijimos que habíamos notado un cambio en los ‘ongi etorri’. Ya no era como hasta 2019, cuando ellos anunciaban que iba a salir un preso, publicitaban que iban a hacerlo y eran ellos mismos los que grababan los vídeos y sacaban las fotos. Lo hacían con toda la jactancia pública y lo que perseguían era eso, tratarlos como a héroes y que todo el mundo se enterara. El año pasado percibimos que ya no lo publicitaban y nos costaba muchísimo encontrar material de los ‘ongi etorri’. De hecho, tenemos incluso fotos de las octavillas que repartían advirtiendo de que nadie grabara, de que nadie sacará fotos y de que no se publicara nada.  

¿Han desaparecido entonces este tipo de actos?

Se han celebrado en clandestinidad. Este año, después de hacer el balance de julio en el Observatorio de Radicalización, podemos decir que han disminuido en un 51% todos los actos en general. Por un lado están los ‘ongi etorri’, pero también las fiestas populares o la pintadas… Los vamos clasificando y de ‘ongi etorri’ solo ha habido uno en Iparralde. Es un triunfo. Una victoria después de tantos años de trabajo y de denuncia. Entre todos hemos conseguido, con la presión social y política, que cambien de estrategia. 

Si hay alguien que está detrás de esto, de lo que ha ocurrido ahora, es Sortu. Les acuso a ellos, principalmente, y a la izquierda abertzale

¿Se vio este cambio de estrategia el lunes en Santutxu tras la salida de Agustín Almaraz de la cárcel de Basauri?

Lo que se ha demostrado clarísimamente en Santutxu es que estaban muy rabiosos. Y nos indignamos. Nos dolió todavía más porque es una provocación indecente, porque sí han cambiado de estrategia, aunque es verdad que hasta Otegi reconoció que ya no hacían este tipo de actos. Hasta él lo reconoció. Por eso nos sorprendió tanto. Parece que quisieran camuflarlo y lo veo casi como un experimento, porque es verdad que fue muy parecido a un ‘ongi etorri’, pero sin llegar serlo. Fue raro. Lo que sí está claro es que le hicieron un pasacalles. Ahora están diciendo en redes sociales que mentimos, que todos los lunes hacen un acto igual por los presos. Es mentira. Los lunes se juntan cuatro colgados sin pasacalles, sin música y sin nada.

El lunes sí hubo música.

Está claro que quien promocionó ese acto y difundió el video fue Sortu Bilbao. Si hay alguien que está detrás de esto, de lo que ha ocurrido ahora, es Sortu. Los acuso a ellos, principalmente, y a la izquierda abertzale. Se ha armado mucho escándalo, pero están recibiendo un varapalo generalizado en la sociedad civil y en el plano político. Están recibiendo otra vez esa presión que necesitamos y que nos viene muy bien, porque con la presión social, mediática, política es como acabamos con los ‘ongi etorri’. Lo del lunes evidentemente ha sido una provocación y ha sido muy grave, claro. ¿Estamos cambiando? No lo sé todavía. Lo comprobaremos con el siguiente. 

No hay nada más humillante que ver que están cortando las calles debajo de tu casa, las mismas calles donde asesinaron a tu familiar, para rendir honores, para agradecerle que asesinó a tu familiar

Ha acusado a Sortu de “querer provocar” con recibimientos como el de Santutxu y su publicación en redes sociales.

Por supuesto. Vamos a tener siempre la misma intolerancia contra los que invaden el espacio público, nuestras calles, con cualquier acto de enaltecimiento a ETA o con cualquier simbología etarra. Vamos a seguir denunciando todo. A Aitor Fresnedo (salió de la cárcel el 18 de agosto) no le hicieron ‘ongi etorri’ y de repente llega este y le hacen un pasacalles. Le hacen un homenaje. Es una jactancia pública, una provocación con la que le dicen “estamos agradeciendo que hayas tenido que pasar por la cárcel por haber asesinado a cuatro personas”. Eso ya sí es un paso atrás muy importante.

¿De qué manera revictimizan a las víctimas?

No hay nada más humillante que ver que están cortando las calles debajo de tu casa, las mismas calles donde asesinaron a tu familiar, para rendir honores, para agradecerle que asesinó a tu familiar y a muchos más. No hay nada más humillante. Nosotros siempre hemos dicho que claro que pueden alegrarse porque sale de la cárcel, pero que lo hagan en sus caseríos, en sus ‘herriko taberna’ y en sus casas. No en la calle, en las mismas calles donde asesinaron a los nuestros. ¿En qué rincón de Europa o del mundo pasa esto? ¿Diría la Audiencia Nacional lo mismo si lo hicieran con “El Chicle” cuando salga de la cárcel? ¿Diría que es una manifestación de alegría de sus vecinos y familiares en la plaza del pueblo? ¿Estamos locos? Todo el mundo ve claramente que eso es una humillación. No hay nadie que siga justificando sus actos, que siga diciendo semejante barbaridad. Sólo lo dicen la izquierda abertzale y la Audiencia Nacional. Sí, sí, sí. Son los únicos en todo el país que se han quedado defendiendo los ‘ongi etorri’.

¿Es una legitimación de la violencia?

Ya sabemos cómo actúa la izquierda abertzale, como los talibanes. Hace las cosas estratégicamente y no hace nada por convencimiento. Si no hacían los ‘ongi etorri’ les jodía un huevo, porque les hemos chafado una de las cosas que más han mimado y más querían hacer. La jactancia pública, tratarlos como héroes por haber matado, ponerlos como referentes a los más pequeños… Actúan por estrategia y a la vista están las declaraciones de Bakartxo Tejería. Pero da igual, lo que tenemos que conseguir es que no las hagan, no se puede permitir eso. La Audiencia Nacional pasa olímpicamente y no tiene ningún interés. Es la mejor aliada de la izquierda abertzale y eso también hay que denunciarlo. Porque decir que esto no es un delito de humillación, que son manifestaciones y no nos humilla… son unos sinvergüenzas. Yo ya llevo dos años denunciando a la Audiencia Nacional y la denunciaré de toda la vida. Hacen lo que les da la gana. Dicen la misma barbaridad que la izquierda abertzale. Quiero creer que otra vez la presión y las críticas, aunque sea por pura estrategia y porque les viene mal para su imagen, hagan que no volvamos a ver otro ‘ongi etorri’.

Por parte de la izquierda abertzale falta todo. No tienen ni la más mínima humanidad. Todavía no se han dignado a decir que estuvo mal asesinar

Además del fin de los recibimientos, ¿qué tiene que ocurrir para que se dé la convivencia?

Falta todo. Por parte de la izquierda abertzale falta todo. No tienen ni la más mínima humanidad. Todavía no se han dignado a decir que estuvo mal asesinar. Quiero pensar que ese mundo se está quedando cada vez más solo. Todo el día están pidiendo lo que han pedido siempre: la amnistía, que los quieren cerca de casa, ‘presoak kalera’… Han pedido siempre impunidad, porque consideran que matar a nuestros familiares fue algo justo y necesario. Siempre han creído que nunca se les tuvo que detener. Pobrecillos, si es que encima han tenido que pagarlo en la cárcel. No han cambiado nada en pro de la convivencia. Pero sí que existe una parte importante de la sociedad civil, vasca y navarra, que cuando ETA estaba matándonos quizá siente que no estuvo a la altura y que ha reaccionado de una forma impresionante. Están haciendo una labor buenísima y gracias a ellos sumo. Si queremos un futuro de cerrar heridas y de que esto no vuelva a ocurrir, en ese mundo todavía queda un ejercicio por hacer: decir que estuvo mal matar. Ni siquiera eso han dicho. Les falta muchísimo recorrido. Ya no podemos ser más generosos. La sociedad no puede ser más generosa, es muy poco lo que pedimos. Todavía quedan mucho trabajo y mucha pedagogía por hacer.

Dentro de EH Bildu, el sector crítico de EA ha denunciado que se sienten “marginados” en la coalición y la “apropiación partidista” de Sortu por no tener en cuenta “la existencia de ideologías y culturas políticas muy diversas”. De hecho, uno de los líderes del sector crítico ha defendido que las acogidas se hagan con discreción.

Bueno. Ya sabemos que EH Bildu es una coalición y ha habido partidos dentro que siempre lo han condenado. Nunca acusaría a estas personas de que no han condenado a ETA. Pero después del último congreso, ¿cómo queda la organización? Sortu es la que manda. Lo que han hecho es disminuir la presencia y el poder de otros partidos. Ya no son nada, prácticamente se han diluido en la nada dentro de la coalición. En EH Bildu quien manda hoy de forma omnipresente es Sortu. No nos engañemos. Manda el partido que el Partido Popular legalizó en junio de 2013.

Usted ha sido crítica con el PP en más de una ocasión por “utilizar” a las víctimas de ETA.  

Mira lo que han hecho. Ayer ya vi las valoraciones del PP, que cargaban contra Marlaska. Es demencial, es de vergüenza y es indecente. Los homenajes más bestias a presos de ETA han ocurrido y se han realizado cuando ellos gobernaban. No hay más que mirar en el Observatorio de Radicalización por años. ¿Nosotros alguna vez hemos acusado al Gobierno? No, a cada cual lo suyo. A ellos claro que les estuvimos acusando y denunciando sietes años y medio, porque estaban cumpliendo todas las exigencias de ETA para dejar de matar e incluso más, por ejemplo la legalización de Sortu. Aun así, nunca hemos echado a ningún gobierno la responsabilidad, ni siquiera a la Administración vasca, que igual tiene más responsabilidad, porque la Ley de Víctimas de Euskadi en su artículo 5 recoge que los poderes públicos tendrán que evitar este tipo de actos. Los ‘ongi etorri’ más bestias se dieron cuando gobernaba el PP y jamás en la vida le echamos la culpa ni a Zoido ni a Fernández Díaz de que eran los responsables de que esos homenajes ocurrieran, porque no tenían responsabilidad en eso. Ellos no daban los permisos para que se celebraran esos saraos en las calles.

En EH Bildu quien manda hoy de forma omnipresente es Sortu. No nos engañemos. Manda el partido que el Partido Popular legalizó en junio de 2013

¿Tiene la misma visión respecto al nuevo ministro del Interior?

Nunca hemos acusado al gobierno central y menos ahora a Marlaska. El ministro que mejor información nos ha dado y que mejor nos ha tratado. A mí Zoido no me recibía. Marlaska me ha recibido todas las veces que he querido. Y no sólo eso, me ha hecho caso en la política penitenciaria que yo le pedí a julio de 2018. Ha hecho lo que le pedí. Nos ha informado de todo, nadie antes nos había informado de todas las cosas que ocurrían como él. En el PP critican lo que ellos hicieron muchísimo peor. Lo que está haciendo Marlaska, que es cinco veces menos de lo que han hecho ellos, se lo critican. Están obsesionados con Marlaska, solo viven de incitar el odio hacia él. Esa es su política de oposición a este Gobierno y encima utilizan nuestra sagrada causa para sacar rédito político. Ya está bien.

¿De quién es responsabilidad?  

La culpa es de la Audiencia Nacional. Tenemos un artículo, el 578 del Código Penal, pero no les da la gana de aplicarlo. Luego además cogen a un tuitero de un pueblo que no conoce nadie y le aplican el artículo por tuitear barbaridades. Yo nunca voy a denunciar a ningún tuitero por muchas barbaridades que diga. Eso sí lo condenan. Y los actos tan graves que producen tanta indignación no. ¿Cómo no me va a humillar ver cómo al asesino de mi hermano lo están recibiendo con banda, con pasillo, con un escenario, con bengalas? Hay tanto cinismo… 

¿Debería la Audiencia Nacional prohibir actos como el de Santutxu?

La Audiencia Nacional no puede prohibirlos. No se puede prohibir un acto en el que piden la amnistía o que vuelvan a casa. Se puede pedir, es algo lícito. Hacer una marcha por un indeseable, por un asesino en serie, es inmoral, indecente y repugnante, pero es lícito y no se puede prohibir. Nunca hemos pedido la prohibición de nada, soy jurista y tengo un poco de cabeza. Ya sabemos que no se puede pedir eso. 

¿Qué opinión le merece el acercamiento de presos a cárceles vascas? 

Yo nunca que he estado en contra del acercamiento. A mí me la suda dónde cumplan condena los asesinos de mi hermano. Tengo dos en la cárcel y lo único que le pedí a Marlaska es que para acercarlos a cárceles vascas les pidieran que renegaran de ETA y de todo lo significó, que salieran de ese mundo. En pocas palabras: que se arrepintieran de todo lo que fue. No estoy en contra de que les acerquen, me parece una estrategia superinteligente lo que ha hecho Marlaska. Al acercarlos les quita el victimismo. Y ahí es cuando se les han caído las caretas, porque estuvieron un tiempo engañando a una parte de la sociedad hablando de la dispersión y resulta que no. Ahora que los tienen cerca vuelven a las andadas con que los quieren libres, que no tiene que haber nadie en la cárcel. Ellos piden impunidad, pero no vamos a decir nada de los acercamientos. Me parecen bien. 

No estoy en contra de que les acerquen, me parece una estrategia superinteligente lo que ha hecho Marlaska. Al acercarlos les quita el victimismo

Con relación a la dispersión, el martes se viralizó el vídeo de una manifestación de Sare en la que el payaso Porrotx hablaba con la familiar de un preso. 

Denuncié ese vídeo. Y ahora están diciendo que qué poca empatía tengo yo. Ellos han encontrado la empatía que yo no tengo con los asesinos de mi hermano gracias a Porrotx. No es una novedad que estos payasos sean proetarras. Utilizan a los niños, esa es una de las cosas principales que siempre han buscado. ¿Les estaba contando a los niños por qué el preso está cumpliendo 20 años de condena? ¿A que no les estaba contando por qué? Ese es el peligro. Esto es lo que nosotros llevamos denunciando tiempo, que no hay medidas de prevención de la radicalización en Euskadi y Navarra. Es la zona de toda Europa más radicalizada. Sí, con el terrorismo doméstico, pero radicalizada. No hay medidas ni planes estratégicos para prevención de la radicalización. El Gobierno vasco sí tiene un plan para la radicalización del yihadismo. Parece de chiste. Así es como ellos (la izquierda abertzale) van ganando terreno. Tenemos un verdadero problema con las nuevas las generaciones.

Este miércoles, a raíz de sus denuncia en redes del video de Sare, el periódico ‘Gara’ publicaba una viñeta en la que aparece usted.

Me han sacado horrible, es lo que más rabia me da. Es el mundo al revés y siempre ha sido el mundo al revés. Todo lo que hemos vivido ha sido una locura colectiva infernal y muy dolorosa. Siempre hemos vivido así. “ETA, mátalos” nos gritaban cuando estábamos concentrados por el asesinato o el secuestro de turno. Se ponía una jauría humana enfrente gritándonos. A mí me gritaban “Ordóñez, devuélvenos la bala”. Eso lo hacían en las contramanifestaciones, por la calle y en todos los sitios. Tenía pintadas en mi portal amenazándome. A las víctimas nos llamaban asesinos. Esto es lo que ha pasado y Sortu, con EH Bildu, son la segunda fuerza en Euskadi. Hemos hecho las cosas bastante mal.

¿Ha concluido la lucha contra el terrorismo en Euskadi?

Creo que tenemos un problema de radicalización serio y que no se han tomado medidas. Y ojo, no podemos garantizar que dentro de unos años… Si se les está enseñando que los asesinos en serie son héroes, ¿quién te dice a ti que dentro de unos años esos críos que nacen con la figura de que el terrorista es un héroe para ellos, un referente, no vuelvan de repente a las andadas? ¿Alguien me lo puede garantizar? Nadie puede. Solo sé que estamos jugando con fuego, que no tenemos un plan y que no tenemos medidas de prevención de la radicalización. Los que estamos haciendo una labor de pedagogía somos la sociedad civil. Nada más. Las políticas públicas de memoria del Gobierno vasco van siempre encaminadas a que hay múltiples violencias y que a todos nos une la igualdad en el sufrimiento. No. Nuestro sufrimiento como víctimas del terrorismo es distinto, debemos ser reparadas dentro de su importancia, como debemos y merecemos. A todos nos une la empatía. Con otras víctimas, la solidaridad es máxima, pero el tratamiento tiene que ser diferenciado. Hemos conseguido que ETA no nos mate, pero el culto al terrorista, al etarra, sigue intacto. Esta gente no ha hecho ningún recorrido. Los tratan como a héroes y es porque lo sienten así, los quieren junto a ellos en primera fila. Imagina esto con los yihadistas. ¿Sería lo mismo? Es impensable. 





www.eldiario.es