Wednesday, October 5

El buque siniestrado cerca de Gibraltar vierte lubricante tras la rotura del casco


El casco del granelero OS 35, accidentado frente a La Caleta de Gibraltar, se ha roto a media tarde de esta miércoles. Además, el Gobierno gibraltareño ha confirmado que “se ha producido una fuga de sustancias del buque como consecuencia del movimiento derivado de su rotura. Las primeras investigaciones indican que se trata de aceite lubricante”.

Andalucía activa la fase de preemergencia de su plan de contaminación por el choque de dos buques en Gibraltar

Saber más

“Había un claro riesgo de que esto ocurriera. Por este motivo, se estaba intentando urgentemente extraer el combustible del buque. Esto todavía no ha sido posible –afirma una nota oficial que ha difundido el ejecutivo de Fabian Picardo–. El OS 35 ya está rodeado por una barrera oceánica que debería contener cualquier derrame de petróleo que pueda producirse. Se está vigilando constantemente”.

La Autoridad Portuaria de Gibraltar, según esta misma información, está trabajando con los propietarios, los rescatadores y los aseguradores de P&I Club para resolver todos los problemas que puedan surgir ahora: “Se convocó una reunión del Consejo de Contingencia tan pronto como se confirmó la noticia de las circunstancias del buque”.  Este Consejo de Contingencia de Gibraltar (Gibraltar Contingency Council – GCC), presidido por el Ministro Principal, Fabián Picardo, y el Gobernador, Vicealmirante Sir David Steel, ha sido el que ha confirmado un vertido de lubricante tras la rotura del casco.

“Dados los últimos acontecimientos que afectan al buque y el hecho de que sigue cargado de combustible, por consejo del Capitán del Puerto y de los demás miembros del GCC, se ha declarado un Incidente Grave (MAJAX) en virtud de las disposiciones de la Ley de Contingencias Civiles”, anuncia el Gobierno gibraltareño, que ha cerrado en consecuencia todas las actividades portuarias.

A 700 metros

Este desenlace estaba dentro de las previsiones más pesimistas. Así, el portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción, Antonio Muñoz, en una entrevista en Canal Sur recogida por Europa Press, ha indicado que “la situación es estable porque el viento ha cambiado a poniente y no hay temporal” pero, “si hubiese temporal y el barco raja, que posiblemente lo haga si no lo reflotan rápido y no sacan el combustible, podríamos hablar de un ejemplo como el del buque Fedra”, el cual “chocó con el Peñón de Gibraltar y dentro de su interior llevaba 200 toneladas de combustible”. Otras fuentes calculan que podrían ser 300 las toneladas.

Antes de conocerse esta noticia, el capitán del puerto, John Ghio, informó al Consejo de la evolución logística y operativa acontecida anoche y a lo largo de esta mañana. Hasta entonces, la situación a bordo del granelero OS 35, permanecía estable: “La tripulación se encuentra bien, está adecuadamente provista de agua y alimentos, y produce su propia electricidad mediante un generador auxiliar. No se aprecian riesgos vitales que puedan afectar a la tripulación en este momento”, informó el Gobierno, que precisó la ubicación del barco, a 700 metros de Catalan Bay, en aguas del Estrecho, frente a las estimaciones iniciales de 200 metros. Ahora “todas las personas a bordo, un total de 24 tripulantes y seis inspectores que estaban a bordo en ese momento, han sido evacuadas de forma segura”, señala el comunicado.

Picardo ha anunciado que ahora, tras confirmar el vertido, “se desplegarán dos buques en forma de U con barreras para empezar a acorralar el petróleo que pueda derramarse del buque y que pueda escaparse de la barrera primaria; se desplegará una barrera adicional a lo largo de la costa que corre riesgo de impacto directo; y el capitán de salvamento ha sido autorizado por el Capitán del Puerto a volver a embarcar en el buque para recabar datos, junto con el comandante del seguro P&I en la escena”.

Aseguran que el aceite lubricante vertido “está actualmente contenido dentro de la barrera primaria y se hará todo lo posible para retirarlo del mar utilizando un skimmer y una barcaza de lodos antes de que pueda filtrarse fuera de la barrera”.

En este sentido, cabe destacar que el capitán de salvamento ha confirmado al Capitán del Puerto que todas las válvulas de combustible estaban aisladas antes de que se produjera la rotura: “La prioridad del Capitán del Puerto y del Gobierno de Gibraltar es mitigar y minimizar cualquier impacto medioambiental”, ya que el buque lleva fueloil pesado, gasoleo y dicho aceite lubricante, aunque no hay confirmación oficial de cuántas toneladas se está hablando. 

“Se ha tardado en trasvasar el combustible del buque”

Agaden-Ecologistas en Acción, tras conocerse la ruptura del casco, considera que el gobierno gibraltareño ha podido actuar “sin los suficientes datos técnicos a su alcance”. En ese sentido, los conservacionistas solicitan al Gobierno de España que supervise urgentemente toda la operación debido a la rotura del casco, una medida considerablemente compleja desde el punto de vista diplomático, ya que, dado que el concepto de aguas jurisdiccionales no existía en 1713, fecha del Tratado de Utrecht, se otorga unas millas de jurisdicción británica a dicho perímetro marítimo, aunque el litigio del contencioso se mantenga abierto. “No comprendemos como se está tardando tanto en trasvasar el combustible del buque a una gabarra, cuando esta operación se realiza en horas”, afirma Agaden.

Ante las diferentes informaciones llegadas, Agaden-Ecologistas en Acción ha recabado toda la información posible “sobre el accidente que está poniendo en peligro el medio ambiente y la economía de la Bahía de Algeciras y Costa del Sol; ya que al contrario de lo que en inicio se indicó, se pueden producir graves consecuencia al poderse producir una marea negra originada por el vertido de las 460 toneladas entre aceites y combustibles que lleva en su interior el granelero OS35”.

Ante lo que consideran una actuación tomada a la ligera, los ecologistas han solicitado información al gobierno gibraltareño sobre aspectos técnicos de dicho granelero; «como si el OS35 llevaba el práctico a bordo en su maniobra, si es verdad que se quedó en parada de motores, de ser así, solicitan que se informe de por qué no se puso en funcionamiento el motor de emergencia que debe de entrar en auto, así como cuáles fueron los criterios técnicos se ha llevado el barco al lugar actual».

“Actualmente la preocupación se centra en la cantidad de aceite y combustible que contiene el barco –afirman los ecologistas, a sabiendas de que esa no era su carga principal–, solicitando información sobre cuántas bodegas se han visto afectadas y la estabilidad del barco en averías en estos momentos, hecho que puede facilitar o dificultad la extracción de todo el combustible que se encuentra en él”.



Trama de intereses

Al margen de las tareas de socorro y de las prevenciones medioambientales, existe una trama de intereses legales considerable, en relación con este siniestro. Así, el operador del OS 35 es Old Stone Management Ltd, sociedad gestionada desde el puerto del Pireo en Grecia. El seguro (P&I Club) del buque es con QBE Europe SA/NV (“QBE”). Esta es la entidad aseguradora que se hace cargo de los accidentes de sus tomadores. QBE ha acordado designar a Resolve Marine Services (Gibraltar) Ltd como la empresa que se encargará de los servicios de rescate del buque.

Este mismo miércoles, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha ofrecido la colaboración del Gobierno andaluz para “evitar consecuencias medioambientales” en la Bahía de Algeciras tras la colisión entre dos buques, el granelero OS35 y el metanero ADAM LNG.

Desde la noche del lunes, el granelero se encuentra semihundido y el Gobierno de Gibraltar ha desplegado “una barrera marina para contener la contaminación”.

Moreno ha puesto de manifiesto a través de su cuenta de Twitter que se encuentra “siguiendo con atención las tareas de los especialistas en el buque varado frente a Gibraltar”, de manera que ha asegurado que “estamos en contacto permanente con la Autoridad Portuaria” de la Bahía de Algeciras. Este último organismo viene siendo informado por las autoridades gibraltareñas desde la madrugada del martes, horas después de que se produjera la colisión –“leve” fue calificada inicialmente– entre el granelero semihundido por su proa antes de partirse, y el metanero, que no ha sufrido apenas daños.

Las operaciones previstas inicialmente por el Gobierno de Gibraltar pueden “implicar la retirada del combustible cargado en el buque tan pronto como sea posible”.

Landaluce acusa a Gibraltar de “poco compromiso medioambiental”

Frente a la posición de Moreno Bonilla, la del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, también del Partido Popular, es muy distinta y ha cargado las críticas contras las autoridades gibraltareñas, a quienes ha acusado de “poco compromiso medioambiental”, al tiempo que ha reivindicado como españolas las aguas que rodean al Peñón, dado que en 1713, cuando se suscribió el Tratado de Utrecht sobre Gibraltar, no existían los conceptos de aguas jurisdiccionales ni de espacio aéreo. Así, según Landaluce, el accidente se habría producido “en aguas de la Bahía, en el mar territorial español”.

En declaraciones a los periodistas, Landaluce ha señalado que “son aguas que gestiona la Capitanía de Gibraltar, aguas en litigio”, añadiendo que “el Almirantazgo británico en las cartas náuticas indica que son de Gibraltar, pero no es así”.

Mientras el riesgo de contaminación marina era patente, el alcalde algecireño ha desgranado un discurso claramente político, en reivindicación de la soberanía gibraltareña ya que, a su juicio, según las instancias internacionales y Naciones Unidas, ha señalado el alcalde, “en el tratado firmado entre Inglaterra y España, el Tratado de Utrecht, reconoce que solamente pertenece a uso de Gibraltar el castillo, la ciudad y el muelle”. En este sentido, ha manifestado que “Gibraltar está creciendo de una forma insoportable, primero porque son aguas nuestras de España y segundo porque no tienen compromiso medioambiental”.

Landaluce espera que “con este accidente, no venga un temporal de levante, porque si ,no van a tener problemas”, añadiendo que “la carga que llevan no es contaminante, es acero, pero sí es verdad que tienen combustible”

El alcalde ha recordado el accidente del Freda el 11 de octubre de 2008 para criticar que ni “Salvamento Marítimo, ni otra administración española fuese avisada para colaborar”. En este sentido, Landaluce espera que “con este accidente, no venga un temporal de levante, porque si ,no van a tener problemas”, añadiendo que “la carga que llevan no es contaminante, es acero, pero sí es verdad que tienen combustible”.

Eso sí, el alcalde algecireño ha manifestado que espera que “haya colaboración entre Salvamento Marítimo Español y Gibraltar”, a pesar de “esos celos de que esas aguas son suyas y no quieren pedir ningún tipo de ayuda, pero no debe ser así”, ya que “el bien común y el medio ambiente es de todos”. “Al final nos contamina a todos”, acertó a decir.

La posición del alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, de La Línea 100×100, ha sido mucho más templada desde el punto de vista político. Se trata del municipio más próximo al Peñón y, dada la posición del granelero, la fuga de combustible podría afectar directamente a sus playas. Así, se ha mostrado preocupado tras la “fuga de líquido hidráulico” del buque granelero OS35 pero, durante esta mañana, se mostró confiado en que “la situación se solvente cuanto antes”.

En declaraciones a los periodistas, Juan Franco ha declarado encontrarse “expectante y esperando que se solvente la situación” que está generando la colisión entre dos buques en el puerto de Gibraltar frente al litoral de levante linense, uno de los cuales, el OS 35, cargado con toneladas de gasóleo, fueloil y aceite lubricante, se encuentra varado tras sufrir daños en su casco.

En diferente actitud a la de Landaluce, Juan Franco valora la coordinación entre las autoridades portuarias de Gibraltar y España. Ante la posibilidad de que exista un vertido al mar de estas sustancias, según la información recibida por el alcalde, su extracción se realizará “de forma inminente”, operación que el regidor linense esperaba que se lleve a cabo “sin generar daños al medio ambiente y a la mayor brevedad posible”. Algo que difícilmente podrá llevarse a cabo tras la rotura del casco del buque.

Información

Tras la noticia de este primer vertido, el Capitán del Puerto de Algeciras ha sido informado y el helicóptero de Salvamento Marítimo español está realizando un sobrevuelo del área afectada desde las 20.00 horas. Otros medios de Salvamento Marítimo también están ayudando. A su vez, el Ministro Principal ha informado al Líder de la Oposición sobre los últimos acontecimientos y la declaración del Incidente Grave. El Ministro Principal también ha informado al Presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, al Presidente de la Diputación de Cádiz y Alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y al Alcalde de La Línea, Juan Franco.



www.eldiario.es