Friday, September 24

El Gobierno de Urkullu cumple un año con la coalición de PNV y PSE-EE con buena salud y la pandemia siempre presente


El gabinete de consejeros y consejeras de Iñigo Urkullu regresó oficialmente de las vacaciones este martes con el tradicional primer Consejo de Gobierno del nuevo curso político en el Palacio de Miramar. Hace justamente un año, ese lugar junto a la bahía La Concha fue escenario de la última fotografía del anterior equipo. Se cumple ahora el aniversario de la tercera investidura de Urkullu y de la toma de posesión de los consejeros. El lehendakari fue más allá de los pronósticos y cambió a los responsables de todos los servicios básicos, incluida la titular de Salud, Nekane Murga, en medio de la pandemia. El PSE-EE adquirió más peso con su secretaria general, Idoia Mendia, entrando como vicelehendakari segunda -por detrás de Josu Erkoreka- y el triple de presupuesto que en la anterior legislatura. Bingen Zupiria se convirtió en portavoz. Esta semana, el lehendakari se decía “encantado” por la “salud” de la alianza con los socialistas. La coalición no ha sufrido tensiones internas. Más bien al contrario, el PSE-EE se ha alineado con el PNV en algunos momentos concretos de tensión con el Gobierno de Pedro Sánchez. Ocurrió y ocurre con la reivindicación de la transferencia completa del Ingreso Mínimo Vital (IMV) frente a la cesión parcial vigente ahora y también cuando el Ministerio de Sanidad planteó el cierre de la hostelería en Euskadi contra el criterio de la mesa de crisis autonómica, el órgano conocido como Labi.

El PNV y Urkullu celebran un año de la victoria electoral y de un Gobierno “eficaz” y bien “engrasado”

Saber más

Josu Erkoreka

En el equipo de Josu Erkoreka bromean que tienen menos exposición pública ahora después de ocho años como portavoz. Pero el veterano político y jurista, que ha sido también portavoz del PNV en el Congreso, mantiene un importante peso como vicelehendakari, el primero desde Idoia Zenarruzabeitia en la legislatura 2005-2009, la última de Juan José Ibarretxe, y consejero de Seguridad, bajo cuyo mando tiene a la Ertzaintza. La gestión de las restricciones de la pandemia ha sido su principal cometido, lo que ha implicado la aplicación de cierres perimetrales y toques de queda, la decisión de anular casi 15.000 sanciones del primer estado de alarma por decisión del Tribunal Constitucional y, en la última época, lidiar con botellones, altercados y episodios como la paliza a un joven en Amorebieta-Etxano que lo mantiene al borde de la muerte en la cama de un hospital. Los sindicatos policiales le recuerdan que la plantilla de la Policía tiene alrededor de 700 efectivos menos que su plantilla estructural. Además, tuvo que comunicar en mayo el fin del operativo de búsqueda del segundo de los trabajadores sepultados en el vertedero de Zaldibar, Joaquín Beltrán. En cuanto a su equipo, ha trasladado a buena parte de sus colaboradores de la anterior etapa en Administración Pública aunque ha mantenido a Josu Zubiaga como ‘número dos’, un cargo que desempeña desde 2012. Rodrigo Gartzia es el nuevo director de la Ertzaintza.

Idoia Mendia

La secretaria general del PSE-EE -que tiene un congreso este otoño sin que haya grandes decisiones sobre su futuro a pesar de las informaciones contradictorias de esta semana en ‘El Correo’ y ‘El Diario Vasco’- decidió reforzar en primera persona el perfil de la cuota de su partido en el gabinete compartido con el PNV tras cuatro años en los que las encuestas reflejaban un desconocimiento generalizado por parte de la ciudadanía del hecho de que Urkullu ya no gobernaba en solitario. Ya fue consejera y portavoz con Patxi López. Es vicelehendakari segunda y titular de Trabajo y Empleo, una duplicidad nominal que se explica porque en 2016 se separaron esas dos áreas para hacer sitio a los socialistas. El PNV retuvo Empleo y el PSE-EE gestionó Trabajo. Mendia encara la doble reforma de Lanbide y de la renta de garantía de ingresos (RGI), la prestación social para personas sin recursos o con salarios o pensiones bajas. Necesariamente, este sistema tiene que convivir ahora con el nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV). Precisamente su transferencia es uno de los puntos que más dolores de cabeza han generado este año, con el PNV y los propios socialistas vascos criticando que el ministro del ramo, José Luis Escrivá, que es del ala socialista del gabinete de Pedro Sánchez, no permita una gestión completa desde Euskadi.

Olatz Garamendi

Ascendida desde el segundo nivel de la Administración, Olatz Garamendi se convirtió en consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno. Por ello, participa de manera activa en las negociaciones con el Gobierno central para la recepción de las transferencias pendientes del Estatuto de 1979. En mayo, firmó la histórica de Prisiones, hasta ahora solamente cedida a Catalunya y hace décadas. El Gobierno confía en tener otras nueve transferencias listas de aquí a final de año. Garamendi es también la jefa de los funcionarios y lidia con la estructura con más interinos de España. Y preside la Comisión de Ética. Este organismo ha estado más de un año paralizado, algo que se achaca a la pandemia. EH Bildu, principal fuerza de la oposición, ha llegado a denominarla irónicamente “Comisión de Estética” porque todos los asuntos que afectan a altos cargos acaban con resoluciones favorables a sus intereses.

Arantxa Tapia

Junto con Erkoreka, forma parte del equipo que acompaña a Urkullu desde su llegada a Ajuria Enea en 2012. En 2020 llegó a liderar la desescalada de la primera ola. En este nuevo mandato ha cambiado Transportes por Medio Ambiente y continúa al frente de las políticas de Desarrollo Económico, esto es, industria, innovación, agricultura, parques tecnológicos y un sinfín de materias. En su año se han colado empresas en crisis, desde La Naval hasta Euskaltel pasando por Tubacex o ITP. También han surgido polémicas en torno a la energía, con el fallido plan de extraer gas en Subijana de Álava como principal elemento de debate. En el parque tecnológico de Miñano tiene todavía en desuso una gran nave de lo que fue el proyecto de Fórmula Epsilon-Euskadi, que se tragó decenas de millones de euros en ayudas públicas. En materia medioambiental, ha de liderar la transición verde y también ha tenido que hacer frente a la crisis de Zaldibar, aunque los hechos ocurrieron cuando el responsable político era el socialista Iñaki Arriola.

Pedro Azpiazu

Además del propio Urkullu, Pedro Azpiazu es el único que repite exactamente en las mismas funciones que en la pasada legislatura, aunque con la curiosidad de que antes era consejero de Hacienda y Economía y ahora lo es de Economía y Hacienda. Su misión: diseñar y aprobar presupuestos cada año. La nueva mayoría absoluta tras las elecciones de 2020 le allana el camino tras un mandato anterior con el PP como primer aliado, un fallido intento con EH Bildu y un giro final hacia Podemos y Equo. También recae sobre su equipo la gestión de los anunciados fondos Next Generation EU. La última propuesta pasa por buscar ayudas para 276 proyectos que suman 18.286,6 millones de euros, casi el 50% más que todo el presupuesto anual de la comunidad autónoma. En su haber, dos logros: haber aprobado al fin una nueva Ley de Aportaciones que regule el peso de la financiación de cada territorio tras una década de retraso y haber cerrado con el Estado la concertación de algunos impuestos nuevos.

Jokin Bildarratz

Procedente del Senado, Jokin Bildarratz asumió la cartera de Educación. Suele repetir en sus comparecencias que es maestro de profesión con el ánimo de mostrar cercanía con el sector. Su llegada coincidió con la vuelta a las aulas generalizada después del parón por el confinamiento de la primera ola de la pandemia. Y también con la convocatoria de una huelga. Dijo de entrada a los sindicatos que no había persona más dialogante en la historia del Gobierno vasco. El curso se cerró con menos incidencias de las previstas: la presencialidad se garantizó en más del 98% de las aulas según el recuento diario que se fue facilitando y apenas unos pocos colegios tuvieron que cerrar del todo. El caso más sangrante con el que tuvo que lidiar fue el de los negacionistas de Geroa Waldorf, a las afueras de Vitoria. Acabó por llevarlos a la Fiscalía. Ahora prepara su segundo curso con una promesa de vigilar la salud mental de los escolares tras 18 meses bajo la amenaza del coronavirus.

Iñaki Arriola

Es el único socialista que repite de la legislatura anterior y puede decir que tiene tanta experiencia como Urkullu, Erkoreka y Tapia ya que, en una etapa anterior, fue consejero con Patxi López. De hecho, en esta legislatura asume competencias muy similares a las de entonces, Vivienda, Planificación Territorial y Transportes. Ya se ha despojado de Medio Ambiente, es decir, de Zaldibar. En materia de Vivienda, continúa con el desarrollo de la ley de 2015, la primera de España que desarrolló el derecho efectivo a solicitar un piso protegido en alquiler si se cumplen determinados requisitos económicos. En materia de Transportes la gran duda son los plazos de construcción de la ‘Y vasca’, que en buena medida dependen de decisiones y fondos del Gobierno central. Ni siquiera está claro cómo se ejecutarán los accesos a las capitales. En el Parlamento, EH Bildu ha denunciado contrataciones irregulares de su departamento o sociedades públicas con Sener y con un grupo de empresas de asesoramiento de comunicación de excargos socialistas. Ha fichado a Miguel de los Toyos, durante años alcalde de Eibar, cargo que también él ocupó, como viceconsejero.

Gotzone Sagardui

Si hay una palabra que la acompaña es sus recurrentes comparecencias es “prudencia”. Es la consejera de Salud y, por lo tanto, la gestora directa de la pandemia. Siempre cauta en sus pronósticos, a todo lo más que ha llegado es a un “vamos bien pero no estamos bien”. Confiesa sentirse en “otro planeta” cuando observa que no se cumplen las medidas para contener el avance de la COVID-19 y ha conseguido ser la primera en esta relevante cartera que comunica en euskera al mismo nivel que en castellano. Es muy cercana con los medios de comunicación y mantiene hilo directo tanto con el lehendakari como con la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Por el contrario, sus roces con la oposición son recurrentes en sus intervenciones en el Parlamento. En diciembre de 2020 firmó en primera persona el histórico albarán con las primeras vacunas a la entrada del hospital de Txagorritxu y pronto surgieron casos de vacunaciones irregulares, además de dos directores de hospitales que fueron, como ella, concejales del PNV en Bilbao, Eduardo Maíz y José Luis Sabas. Ahora, Euskadi supera la media de población vacunada. Ha heredado de Jon Darpón y Nekane Murga la investigación abierta por las denuncias de filtraciones en las oposiciones médicas de Osakidetza celebradas en 2018, aunque se ha felicitado por la no imputación de altos cargos: “Está quedando clara […] la no responsabilidad de los máximos rectores de entonces”. Eso sí, a su lado quedan pocos cargos ya de aquella época.

Lee aquí la entrevista con Gotzone Sagardui

Beatriz Artolazabal

Es la única consejera alavesa de la parte del PNV y, a cambio, recibió el encargo de liderar un macrodepartamento con competencias en materia de Igualdad, Derechos Humanos, Justicia, Juventud, Políticas Sociales o Inmigración. Y, como añadido, desde el 1 de octubre asumirá Prisiones, la flamante nueva competencia autonómica. Bromean que, finalmente, les retiraron las funciones de protección animal, asumidas finalmente por Tapia. Para la puesta en marcha del nuevo modelo penitenciario vasco, que quiere tener la reinserción como eje, cuenta a su lado con una exconsejera como ‘número dos’, Ana Aguirre, y ha fichado al exjuez Jaime Tapia, cuyo caso más mediático fue precisamente la trama de corrupción que afectaba a exdirigentes del PNV de Álava, el ‘caso De Miguel’, que se saldó con elevadas condenas de cárcel. En materia de Derechos Humanos, con José Antonio Rodríguez Ranz de viceconsejero, ha aprobado un nuevo plan de convivencia que pivota sobre el concepto de “diversidad” y presentado nuevos proyectos de reconocimiento de las víctimas policiales, de impulso del futuro ‘memorial’ en la sede de Gogora -complementario al inaugurado por el Estado en Vitoria- o de creación de otro espacio específico para las víctimas del 3 de marzo de 1976 en Vitoria en la propia iglesia del barrio de Zaramaga en la que se produjo el tiroteo de la Policía franquista. En materia de Igualdad, fue polémica la adscripción de Emakunde a un departamento y no a Presidencia. Colectivos feministas denunciaron que se degradaban estas políticas. En estos meses se ha impulsado el servicio de atención a mujeres víctimas de violencia, el denominado Satevi (900 840 111). Finalmente, el responsable de Inmigración, Xabier Legarreta, ha pasado mucho tiempo mirando a la situación de la frontera con Francia, donde han fallecido dos personas en el río Bidasoa ante la imposibilidad de acceder por tierra por los controles policiales y devoluciones en caliente.

Bingen Zupiria

El consejero de Cultura y Política Lingüística (también de Deportes) desde 2016 es ahora portavoz en la nueva legislatura. Mantiene un trato muy cercano con los medios de comunicación (fue director de ‘Deia’), hasta el punto de que suele sentarse con ellos a escuchar las comparecencias del lehendakari o de la consejera de Salud, tomando notas incluso, cuando no le toca intervenir a él. Como principio, prefiere buscar las respuestas que tiene preparadas en un iPad que le acompaña en sus ruedas de prensa antes que lanzar mensajes improvisados después de que en una de sus primeras comparecencias se lanzara a la piscina sobre cómo se podía declarar un estado de alarma que luego tuvo que ser corregido. En cuando a sus áreas de gestión, ha tratado de impulsar un sector muy mermado por la pandemia, ha visto esfumarse la Eurocopa que iba a acoger San Mamés y ha situado a Andoni Aldekoa, exasesor del difunto alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna y del propio Urkullu, como máximo responsable de EiTB.

Javier Hurtado

Desconocido en la política vasca hasta hace poco años, este jurista madrileño que había trabajado en el Ministerio de Fomento y en el PSOE con José Blanco se instaló en Vitoria por motivos familiares y pronto fue incorporado a la Diputación de Álava. Con apenas un año en el cargo, saltó a consejero de Turismo, Comercio y Consumo, una cartera aparentemente menor pero a la que ha sabido dar protagonismo en plena pandemia, llegando a ponerse en marcha acciones para inspeccionar la venta de mascarillas, planes en los que se han detectado numerosas irregularidades. Forma parte del Labi para preservar los intereses de sus sectores, con los que se ha reunido en diferentes ocasiones, y ha presentado de la mano del consejero Azpiazu planes de choque para aliviar los efectos de los cierres y restricciones motivados por la COVID-19. Su estrategia de futuro pasa por que Euskadi vuelva a los niveles de crecimiento y llegada de visitantes previos a la pandemia, para lo que se publicita como destino de calidad, verde y ahora también seguro en lo sanitario. Como anécdota, participó en el programa final de Mastechef, que se rodó en Chillida-Leku, en Hernani, probando los platos de los concursantes junto a cocineros muy conocidos.

Lee aquí la entrevista con el consejero Hurtado





www.eldiario.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *