Monday, February 26

El Gobierno elige a Carmen Calvo como nueva presidenta del Consejo de Estado


El Gobierno ha elegido a la exvicepresidenta Carmen Calvo como nueva presidenta del Consejo de Estado. Sustituye así a Magdalena Valerio, cuya elección fue declarada ilegal por la justicia el pasado noviembre. Tal y como ha podido confirmar elDiario.es de fuentes socialistas, la que fuera titular de Presidencia en el primer Ejecutivo de Pedro Sánchez dejará así su acta como diputada en el Congreso, donde además era la presidenta de la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja.

El pasado 2 de febrero el Tribunal Supremo confirmó la anulación del nombramiento de Valerio al frente del órgano consultivo. Los jueces avalaron que todo el proceso arrancara con un recurso de la Fundación Hay Derecho: “No es algo exótico ni disfuncional”, afirmó la sala. Así, los jueces anularon el nombramiento de la exministra el pasado mes de noviembre al entender que no cumplía con los requisitos necesarios.

Estaba por ver si una vez rechazado este incidente de nulidad, el Supremo instaba a la ejecución de su sentencia o si el propio Gobierno realizaría algún movimiento en torno a la presidencia de este organismo, como al final ha ocurrido.

La exministra de Cultura con José Luis Rodríguez Zapatero se sumó al equipo de Sánchez en las primarias de 2017, cuando el perfil de personas que apoyaban al entonces descabalgado secretario general era bajo en comparación con los pesos pesados y la vieja guardia que estaba junto a Susana Díaz y, en menor medida, con Patxi López. El autodenominado “PSOE de siempre” decía entonces que con Sánchez estaban los rebotados de todas las federaciones. Lo cierto es que se impuso en esa competición con más del 50% del apoyo de los militantes.

Discrepancias en materia de Igualdad

Calvo se hizo entonces con una de las banderas del PSOE: la secretaría de Igualdad de la Ejecutiva. El nombramiento no sentó muy bien a un sector del movimiento feminista del partido que consideraba que no había estado en esa batalla siempre. Pero Sánchez no tardó en darle más relevancia dado que era de las pocas personas de su dirección con gestión en sus espaldas. Fue Calvo, que es doctora en Derecho Constitucional, quien negoció con Soraya Sáenz de Santamaría la aplicación del 155 en Catalunya.

Unos meses después, tras la moción de censura, Sánchez la convirtió en su vicepresidenta y le dio, además, las competencias de Igualdad. Y en enero de 2020, tras el pacto de PSOE y Unidas Podemos, fue elegida ministra de la Presidencia y Relaciones con las Cortes. Perdió entonces cualquier mando en materia de Igualdad, una cartera que asumió Irene Montero. Desde entonces fueron sonadas las discrepancias entre Calvo y Montero sobre todo con leyes como la trans.

En la remodelación del Gobierno que Sánchez realizó en julio de 2021 Calvo salió del Ejecutivo. Fue después como cabeza de lista por Córdoba en las elecciones del pasado 23 de julio, resultando elegida diputada y después, presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso.



www.eldiario.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *