Saturday, February 24

El juzgado archiva por falta de pruebas la causa por agresión sexual contra un diputado del PSOE en Madrid


Un juzgado de instrucción de Madrid ha decidido archivar la causa que investigaba si un diputado del PSOE en la Asamblea regional, Javier Guardiola, agredió sexualmente a una compañera de partido en 2021. La magistrada, que fue obligada por el Tribunal Superior de la capital a investigar más antes de solicitar la imputación del parlamentario, entiende que la declaración de la denunciante no es consistente y no es, por tanto, suficiente para iniciar un procedimiento penal contra Guardiola.

La resolución, recogida por Infolibre, llega después de que una joven denunciara en marzo de este año que en septiembre de 2021 fue agredida sexualmente por Guardiola cuando ambos militaban en las Juventudes Socialistas de la capital. En su relato explicó que esa noche tuvo que ser atendida en urgencias y que el ahora diputado regional se ofreció a ir con ella hasta su casa para después perpetrar una violación que, afirmaba, recordaba de forma parcial.

En un primero momento el juzgado optó por remitir la denuncia al Tribunal Superior de Justicia, el único competente para imputar a Guardiola por su aforamiento como diputado en la asamblea de Vallecas, pero los jueces devolvieron el caso a la Plaza de Castilla. Los indicios, dijeron en ese momento, no eran sólidos y era necesario investigar más antes de abrir una causa contra él.

El juzgado tomó de nuevo declaración a la joven, examinó los informes médicos y las testificales y ha concluido que su testimonio no es lo suficientemente sólido para imputar al portavoz del PSOE madrileño en la comisión de juventud de la cámara regional.

Entre otros argumentos, el juzgado asegura que el testimonio de la denunciante “no resulta sólido ni convincente”, tiene “lagunas inexplicables” y mantiene “contradicciones” con algunos testigos. Apuntan a que ella afirmó que, tras su ingreso en urgencias, tenía dificultades para recordar lo que sucedió, pero el juzgado recuerda que los dictámenes médicos y las testificales apuntan a la “plena integridad” de sus “funciones cognitivas y volitivas” en ese momento de septiembre de 2021.

El juzgado de instrucción concluye que la perpetración del delito de agresión sexual del que venía acusado Guardiola “no ha resultado debidamente justificada” y cierra la puerta a enviar el caso al Tribunal Superior de Justicia por su aforamiento. Esta decisión todavía puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial madrileña.



www.eldiario.es