Saturday, February 24

El PP consuma la entrada de la extrema derecha en el Gobierno del Ayuntamiento de València

Cuatro meses le ha durado a la alcaldesa de València del PP, María José Catalá, su aventura en solitario al frente del Ayuntamiento de València desde que fue investida el pasado 17 de junio en minoría con los únicos 13 votos de su grupo, a cuatro de la mayoría absoluta, justo los concejales que tiene Vox.

Lo que era cuestión de tiempo y un secreto a voces se ha acabado consumando tal y como era de esperar en el momento en el que ha necesitado sacar adelante dos de las grandes medidas que marcan la política de un ayuntamiento, como son las ordenanzas fiscales y los presupuestos municipales.

El portavoz de Vox, Juan Manuel Badenas, ya advirtió de que no apoyaría a los populares si no les daba entrada en el equipo de Gobierno de municipal, lo que ha precipitado una negociación de mandato esta misma semana, cuando ha llegado el momento de aprobar los impuestos y encarrilar las cuentas municipales.

El acuerdo de Gobierno que da entrada a la extrema derecha en el Ayuntamiento de València se ha anunciado oficialmente este viernes a las 10.15 horas con una comparecencia conjunta de Catalá y Badenas.

Badenas y el resto concejales y concejalas del Vox y del PP han entrado primero al salón de cristal y la alcaldesa Catalá ha accedido posteriormente en solitario.

“Estamos muy satisfechos, pensamos que vamos a dar la estabilidad que València precisa y vamos generar un clima de trabajo muy productivo. Desde hoy somos un Gobierno unido que va a trabajar por los valencianos con un primer reto como son los presupuestos municipales”, ha afirmado la primera edil.

Badenas ha asegurado que van a trabajar “de forma coordinada, con comunicación y que las pequeñas diferencias se debatirán para llegar siempre que sea posible a un acuerdo pensando en el interés de los valencianos”.

Seguirá ampliación



www.eldiario.es