Monday, February 26

El presidente de la Conferencia Episcopal cree que las cifras del Informe del Defensor del Pueblo “son mentira y tienen intención de engañar”

A la espera de una respuesta oficial de la Iglesia española, prevista para este lunes, el presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, ha cargado contra “las cifras extrapoladas” de la encuesta encargada por el Defensor del Pueblo para cuantificar los abusos a menores en el seno de la institución (entre 250 y 440.000 víctimas, del 0,6 al 1,13 por ciento, tal y como plantea el muestreo de GAD3), que “son mentira y tienen intención de engañar”.

En un mensaje en su perfil de ‘X’ emitido desde Roma, donde participa del Sínodo de la sinodalidad convocado por el Papa Francisco, el cardenal de Barcelona plantea que “las cifras extrapoladas por algunos medios son mentira y tienen intención de engañar”, aunque admite que “no nos cansaremos de pedir perdón a las víctimas y trabajar por su sanación”.

Las sorprendentes palabras del presidente de los obispos contrastan con la actitud de acogida y agradecimiento llevada a cabo por la Conferencia de Religiosos Españoles (Confer) e instituciones como los jesuitas o Escuelas Católicas, que han puesto en valor la tarea llevada a cabo, por mandato del Congreso, por el organismo presidido por Ángel Gabilondo. Sin embargo, otros sectores de la Iglesia han arremetido contra lo que consideran una persecución contra la Iglesia.

Algunos de ellos, como el obispo de Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla con inusitada dureza. El prelado, conocido por ser uno de los más ultraconservadores de España sostiene que “no es de recibo que el Parlamento Español solicitase al Defensor del Pueblo una investigación sobre los abusos sexuales en el seno de la iglesia; y que, finalmente, nos trasladen ahora los resultados de una encuesta encargada a una consultora… (Para hacer eso -para encargar una encuesta- es obvio que no se necesitaba al Defensor del Pueblo)”, amparándose en un vídeo publicado por TRECE, la cadena episcopal.

“Algunos medios de comunicación extrapolan los resultados de esa encuesta al conjunto de la población española, sin rigor alguno”, lamenta Munilla, que considera que datar en 440.000 las víctimas de la pederastia española es “falsear” el informe mismo. Al tiempo, se pregunta “¿por qué el Parlamento Español no solicitó, ni antes ni ahora, investigar el resto de los casos (que, por cierto, son la inmensa mayoría)?”, y contesta: “¡No parece que el interés sea proteger a las víctimas!”.

Junto a Munilla, algunos destacados sacerdotes ultraconservadores, como Jesús Silva, Julián Lozano o Patxi Bronchalo, hablan abiertamente de una “fake news” y aseguran que, con este informe, “buscan señalarnos y machacarnos a todos los sacerdotes”.

Toda la información en www.religiondigital.org





www.eldiario.es