Monday, February 26

El PSOE y ERC pactan un espacio de negociación entre partidos con un verificador internacional

El PSOE y ERC han pactado nombrar a una figura de verificación internacional para que haga seguimiento en la negociación entre ambos partidos durante la legislatura. Este acuerdo forma parte del documento firmado este jueves, aunque en él no se especifica que la mediación deba ser internacional. Sin embargo, fuentes de ERC han explicado este viernes que todas las opciones que se barajan para ocupar el papel de verificador son personas dependientes de organizaciones que trabajan fuera de España.

Según lo firmado, este verificador no intervendrá en la mesa de diálogo entre el Govern catalán y el Gobierno central, sino en un órgano de rango menor, donde el PSOE y ERC prepararán los contenidos que llevarán a la mesa. Será por tanto una mediación entre partidos y no entre gobiernos, una fórmula que ha permitido conjugar la demanda de los republicanos con la línea roja de los socialistas.

Según ha quedado sellado en el documento del acuerdo, “de forma paralela a la Mesa se creará un espacio de negociación entre ambos partidos que cuente con un mecanismo que tenga las funciones de acompañar, verificar y realizar seguimiento de todo el proceso de negociación y de los acuerdos a los que se llegue”. Este nuevo espacio tendrá el objetivo “de que las propuestas que lleguen a la Mesa de Diálogo, Negociación y Acuerdo cuenten con un ritmo de trabajo constante y con un grado óptimos de debate y compromiso político y puedan implementarse durante la presente legislatura”, afirman.

En este momento PSOE y ERC están tratando de cerrar el nombre que debe cumplir este papel de verificación, que en todo caso estará vinculado a una organización que tenga experiencia en resolución de conflictos. “Se designará de común acuerdo a una persona de reconocido prestigio para realizar dichas labores”, explicitan en el documento.

Por el momento nada ha trascendido sobre los nombres que barajan, pero sí que ha habido intercambio de propuestas. En paralelo, ambos equipos negociadores están tratando de cerrar un calendario para una nueva reunión de la mesa de diálogo, que versaría sobre la cuestión metodológica de la negociación y que supondría un nuevo reinicio de la bilateralidad.

Nueva mesa de partidos

Este nuevo espacio entre partidos es concebido por parte de ERC más como un grupo de coordinación que como un mecanismo de negociación, por lo que consideran que es un órgano en el que no hay lugar para formaciones diferentes de ellos mismos y del PSOE. De hecho, los republicanos se plantean que los miembros de su delegación sean los mismos que se sientan en la mesa entre gobiernos, para vincular más aún ambos espacios.

Los republicanos creen, además, que Junts está negociando un mecanismo similar, también con alguna suerte de relator internacional, que de entrada discurriría en paralelo.

Salvador Illa ha reclamado desde el inicio de la legislatura catalana que Pere Aragonès convoque una mesa de partidos con todas las formaciones representadas en el Parlament, a excepción de Vox. Una demanda nunca satisfecha por parte del president.



www.eldiario.es