Monday, February 26

La policía portuguesa registra la residencia del primer ministro y dos ministerios en una investigación por negocios energéticos

La residencia oficial del primer ministro de Portugal, António Costa, ha sido uno de los más de 40 lugares registrados este martes por la Policía en un operativo junto a la Fiscalía lusa que investiga negocios del sector del hidrógeno y el litio, según medios locales.

Las inspecciones también se han extendido a los Ministerios de Infraestructuras y de Ambiente y han llevado a varias detenciones.

Entre ellas, la del jefe de gabinete de Costa, Vítor Escária, la de un consultor de Costa, Lacerda Machado, y la del alcalde de Sines, el socialista Nuno Mascarenhas, según divulgó el medio luso Público.

Las mismas fuentes informaron que son declarados “arguidos” (sospechosos formales, una figura previa a la acusación) el ministro de Ambiente, Duarto Cordeiro, y el de Infraestructuras, João Galamba, así como el exministro de Ambiente João Pedro Matos Fernandes.

En la causa estarían los proyectos de explotación de litio en Montalegre, en el norte de Portugal, por posible favor del Gobierno portugués a empresas, según la prensa lusa.

De acuerdo con el diario portugués Público, se están registrando los despachos de los ministros de Medio Ambiente y Transición Climática y de Infraestructuras, y Duarte Cordeiro y João Galamba serán imputados. Lo mismo ocurrirá con el ex ministro de Medio Ambiente João Pedro Matos Fernandes, según el periódico luso.

La oficina de prensa del primer ministro ha confirmado que se ha registrado el despacho de Vítor Escária, y ha añadido que no hay comentarios sobre la acción judicial. “Confirmamos que se ha registrado el despacho del jefe de gabinete. No comentamos la acción judicial”, declaró una fuente del gabinete de António Costa a la agencia de noticias Lusa.

El Ministerio de Medio Ambiente y Acción por el Clima también confirmó que la policía había registrado sus dependencias. Una fuente oficial del ministerio de Duarte Cordeiro dijo a Público, sin embargo, que aún desconocían el motivo del registro. “Las autoridades están llevando a cabo registros en el interior del edificio del ayuntamiento y todos los empleados están fuera”, dijo una fuente de la autoridad local de Sines, según la cual el Ministerio Público aún está a la espera de llegar.



www.eldiario.es