Tuesday, July 5

Los presos del procés comienzan a salir en libertad tras recibir los indultos

Los nueve presos del procés han comenzado este miércoles a abandonar las cárceles en las que han estado durante los últimos tres años y medio, después de haber recibido los indultos del Gobierno. Las prisiones de Lledoners, Wad-Ras y Puig de les Basses, entre las que se repartían los líderes independentistas, han recibido del Tribunal Supremo la interlocutoria que informaba de la aplicación de las medidas de gracia, lo que hace efectiva la libertad de los reos. Una comitiva encabezada por el president de la Generalitat, Pere Aragonès, y el vicepresident Jordi Puigneró ha recibido a los presos a las puertas de la prisión de Lledoners.

La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha abandonado la cárcel de Wad-Ras a falta de pocos minutos para las 12 del mediodía. “Amnistía es lo que queremos y conseguiremos, no os preocupéis que lograremos el fin de la represión para todos los exiliados y represaliados”, ha señalado Forcadell, escoltada por el expresidente de la cámara catalana, Roger Torrent y la actual presidenta Laura Borràs entre otros cargos independentistas. 

Forcadell, visiblemente emocionada, ha señalado que el indulto aprobado por el Gobierno es una “pequeña victoria” para lograr la “gran victoria” del independentismo. “Si no hubiésemos ganado elección tras elección, si no hubiésemos tenido victorias judiciales en Europa y si la gente no se hubiese movilizado no estaríamos hoy aquí”, ha remachado Forcadell.

Los siete hombres reclusos en la prisión del centro de Catalunya han firmado las órdenes de excarcelación y se han despedido del resto de presos entre abrazos. Tal y como estaba previsto, a mediodía han cruzado la puerta de salida y se han reunido con sus seres queridos, que los esperaban fuera. Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn dejaban así la prisión que ha sido su casa durante los últimos años tras recibir un perdón parcial que les libra de toda su condena por lo que respecta a su libertad, pero que no les exime de la inhabilitación. Además los indultos dictados por el Gobierno están condicionados a que no haya reincidencia.

Tras la aprobación de las medidas de gracia en el Consejo de Ministros de este martes, los trámites se desencadenaron con normalidad. El rey Felipe VI firmó esa misma tarde los nueve reales decretos, uno para cada preso, por lo que este miércoles los perdones ha aparecido publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE). A partir de este momento el Tribunal Supremo, encargado de aplicar los indultos, ha podido realizar la correspondiente liquidación de la condena y ha comunicado a los juzgados de vigilancia penitenciaria la puesta en libertad de los presos, que a su vez lo han remitido a las cárceles.



www.eldiario.es