Saturday, February 24

Podemos aprueba un cambio de estrategia para distanciarse de Sumar

Podemos ha comenzado a deshacer el camino que se marcó en la última Asamblea Ciudadana, la que eligió a Ione Belarra tras la salida de Pablo Iglesias de la política y consagró a Yolanda Díaz como referente político para la nueva etapa. Prácticamente todo ha cambiado desde entonces en la izquierda española. Las bases del partido han refrendado este sábado una nueva estrategia que busca reforzar su autonomía frente a Sumar y que blinda las condiciones para futuros acuerdos electorales: solo irán en coaliciones elegidas mediante primarias abiertas y en las que no haya vetos. 

“Durante dos años ha habido una operación para sustituir a Podemos por una izquierda servil al régimen, que no moleste al poder político. No somos ese tipo de proyecto político y no lo queremos ser”, ha dicho la secretaria general del partido en el acto central de la conferencia política que sirve como puesta de largo de la nueva hoja de ruta refrendada por las bases.

Los resultados del 23J tuvieron dos efectos: abrieron la posibilidad de reeditar el gobierno de coalición progresista y consolidaron la reconfiguración del espacio político a la izquierda del Partido Socialista. Y en ese camino Podemos perdió por primera vez desde su irrupción, hace casi diez años, la hegemonía política de ese espectro. Por eso, sus dirigentes comenzaron a pensar desde ese día en la nueva orientación para tratar de recuperar el lugar que ahora ostenta el incipiente partido de Yolanda Díaz.

A mediados de septiembre, la dirección lanzó un proceso de debate interno que se consolida con la conferencia política que tiene lugar este sábado en Madrid. Las bases del partido han refrendado la estrategia con un amplio apoyo. 26.741 personas han votado a favor de la pregunta planteada por la ejecutiva, un 86,59% del total: “¿Apruebas la nueva hoja de ruta de Podemos en la que se refuerza su autonomía, su fortalecimiento como organización, y la articulación de acuerdos preelectorales cuando estos sean útiles y siempre que las listas se configuren mediante primarias y sin vetos?”. La participación ha sido de 30.883 inscritos.

El proceso de debate se ha desarrollado en torno a un texto que presentó el partido entonces y que enmendaba una de las principales conclusiones del documento político de la Cuarta Asamblea Ciudadana, la que colocaba a Yolanda Díaz como referente del espacio político. “Hace dos años y medio propusimos a Yolanda Díaz como candidata del conjunto del espacio de Unidas Podemos con el objetivo de ampliar nuestros resultados electorales y aspirar a ser la fuerza mayoritaria del bloque progresista. Lamentablemente las expectativas no se han cumplido”, establece el nuevo documento. 

Para introducir la pregunta de la votación este miércoles, la secretaria general del partido publicó un vídeo en el que expresaba la necesidad de esa nueva hoja de ruta para un “nuevo tiempo político” tras el 23J. En ese breve discurso habló de un objetivo durante estos años para “reducir la capacidad de acción política y de representación de Podemos” con el fin de “sustituirla por una propuesta que no moleste a la estructura de poder”. Esa propuesta, se entiende, es Sumar. 

Podemos, dijo Belarra, es “un proyecto imprescindible”. “En este tiempo se ha comprometido seriamente la capacidad de realizar cambios reales, útiles y tangibles que en su día tuvo Unidas Podemos. Necesitamos más Podemos que nunca”, llamó a la militancia. 

En el nuevo documento, Podemos garantiza que llegará a acuerdos electorales de unidad siempre que en primer lugar “resulte útil, conveniente y eficaz” política y electoralmente; exista “respeto mutuo a la autonomía” de las fuerzas que se integren en esa virtual coalición; y, por último, “las listas de la candidatura se conformen siempre mediante primarias abiertas sin restricciones sin vetos”.

La propuesta aprobada este sábado no ha quedado intacta desde su presentación en septiembre. Durante un mes y medio, la organización ha convocado reuniones con dirigentes y militantes autonómicos que han realizado diferentes aportaciones al texto. También abrió un tiempo para que los inscritos pudieran enviar enmiendas de forma telemática. Según los datos facilitados por el partido, se recibieron 1552 enmiendas y aportaciones al documento político, “de las cuales 1396 fueron aceptadas y transaccionadas (89,94%); mientras que 156 (10,05%) fueron rechazadas”.

El nuevo documento no introduce cambios significativos en la orientación del texto original, pero profundiza en algunos aspectos sobre todo programáticos. También refuerza el mensaje de la dirección en cuanto a la estrategia política de cara al futuro. Por ejemplo, una enmienda incluida incide en la autonomía con la que debe jugar Podemos a partir de ahora dentro de Sumar. “Los votos de los y las representantes de Podemos en las instituciones se deben negociar y nunca se regalan, y plantearán propuestas más allá de sus responsabilidades de gobierno concretas”, añade el nuevo documento. 

Belarra ha incidido este sábado en el mensaje. “Critican nuestras formas porque no pueden criticar ni nuestras propuestas ni nuestros logros. El gobierno nacerá lastrado sin Podemos”, ha dicho la ministra de Derechos Sociales en funciones sobre las dudas acerca de si el partido volverá a contar con un ministerio en la próxima legislatura. “El PSOE estará muy cómodo en un gobierno en el que manden solo ellos. Si no paramos los pies a las derechas acabarán pasando. El Gobierno necesita motor Podemos, Podemos está aquí y va a quedarse”, ha asegurado.

El texto enmendado refuerza además la figura de Irene Montero como referente político del partido. En el documento preparado por la dirección se hablaba del legado de Irene Montero al frente del Ministerio de Igualdad pero en la nueva versión se establece también que “debe seguir teniendo visibilidad y un papel fundamental en el desarrollo de nuestra política junto a la secretaria general, Ione Belarra”. 

La dirección del partido eligió la conferencia política, con una consulta a las bases para modificar la hoja de ruta marcada en 2019. Según los estatutos, los documentos políticos solo pueden modificarse a través de la celebración de una Asamblea Ciudadana, bien ordinaria o bien permanente, que no se ha convocado en esta ocasión. Una asamblea ordinaria supone abrir un debate no solo de documentos, también de los componentes de los órganos de dirección de Podemos, el Consejo Ciudadano Estatal o el secretariado (la ejecutiva).

Desde el partido explican que no se ha dado un debate sobre si el nuevo documento de hoy sustituye, reemplaza o actualiza el que estaba vigente de 2019, pero el literal del nuevo texto enmienda totalmente los principales postulados del anterior y contradice la estrategia de ceder el liderazgo del espacio político a Yolanda Díaz. Esa estrategia ha quedado completamente actualizada con la nueva hoja de ruta refrendada hoy por las bases y tras un proceso de mes y medio de diálogo con la militancia.





www.eldiario.es