Saturday, February 24

PSOE y Sumar cierran el acuerdo para un nuevo Gobierno de coalición que incluye reducir la jornada laboral


Tras semanas de conversaciones, PSOE y Sumar cerraron a última hora de este lunes el acuerdo para formar un nuevo Gobierno de coalición si Pedro Sánchez consigue ser investido presidente en las próximas semanas. A falta de concretar el apoyo de las fuerzas nacionalistas e independentistas necesarias para esa investidura, Sánchez y Yolanda Díaz terminaron de perfilar este lunes los detalles del pacto en una reunión entre ambos en la que, entre otras cosas, consiguieron superar las diferencias que les separaban en cuanto a la reducción de la jornada laboral, uno de los hitos del acuerdo. La escenificación del pacto entre ambas formaciones tendrá lugar este mismo martes a las 12.30 en un acto conjunto entre el líder del PSOE y la líder de Sumar en el Museo Reina Sofía. 

Pese a que el asunto parecía encallado en los últimos días, y a falta de que se hagan públicos los detalles, finalmente el pacto contempla promover por ley una jornada laboral máxima de 37 horas y media sin reducción salarial, una de las principales reivindicaciones de Sumar a la que finalmente han accedido los socialistas. 

Además, ambas formaciones exponen que ese pacto de coalición incluye un plan de choque contra el desempleo juvenil, el refuerzo del sistema público de salud, el aumento del parque público de vivienda, la ampliación de los permisos retribuidos por nacimiento, la universalización de la educación de 0 a 3 años y “una reforma fiscal justa que haga que la banca y las grandes energéticas contribuyan al gasto público”. 

En una nota conjunta hecha pública a primera hora de este martes, PSOE y Sumar consideran que con su acuerdo “se da respuesta así al claro mensaje que lanzó la ciudadanía en las elecciones del pasado 23 de julio: el rechazo a un gobierno de la derecha y la ultraderecha en España, y el mandato de seguir avanzando en derechos y libertades”.

“El acuerdo de gobierno, que servirá para una legislatura de cuatro años, permitirá a nuestro país seguir creciendo de manera sostenible y con empleo de calidad, desarrollando políticas basadas en la justicia social y climática, y ampliando derechos, conquistas feministas y libertades”, apuntan PSOE y Sumar. “El objetivo del pleno empleo para la próxima legislatura será una prioridad que impregnará todo el acuerdo”, añaden.

Ahora, entre el 31 de octubre y los primeros días de noviembre, PSOE y Sumar afrontarán diferentes consultas internas para que sus militancias avalen el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones, al margen de la futura ley de amnistía, que aún se negocia con los partidos independentistas catalanes y que al no ser estrictamente un acuerdo de gobierno como tal sino un pacto político de investidura con partidos que no formarán parte del Consejo de Ministros, no será consultado a las bases. 

Un acuerdo de quince versiones

Según coinciden ambas formaciones, a pesar de la evidente sintonía política entre Sánchez y Díaz y de la total predisposición de los partidos que lideran a reeditar un Gobierno de coalición progresista, las negociaciones sobre el contenido del acuerdo político sobre el que PSOE y Sumar se disponen a sustentar la próxima legislatura no han sido fáciles. De hecho, fuentes de la negociación apuntan a que la versión definitiva del documento en el que se detalla ese pacto es la número quince tras catorce borradores previos que se intercambiaron sin acuerdo.

Tanto el presidente del Gobierno en funciones como su vicepresidenta segunda se han reunido de manera recurrente al margen de los equipos negociadores para impulsar un pacto que ambos terminaron de perfilar este mismo lunes, con la reducción de la jornada laboral como uno de los principales escollos.



www.eldiario.es