Thursday, December 8

Rusia invade Ucrania: lo que sabemos hasta ahora

Rusia ha lanzado una ofensiva contra Ucrania desde el este, el sur y el norte del país, una acción que ha suscitado una enérgica condena internacional y se ha cobrado decenas de vidas. En los últimos dos días, ha intensificado su ofensiva sobre la capital, Kiev, y miles de personas han huido del país. Esto es lo que sabemos hasta ahora.

  • La ofensiva lanzada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, este jueves contra Ucrania ha entrado en el tercer día de combates en muchos puntos del país. Las tropas rusas se dirigen a Kiev tras una noche de explosiones y combates callejeros, mientras los habitantes de la capital se preparan para pasar una nueva noche refugiándose bajo tierra. Según Reino Unido y EEUU, la mayor parte de las fuerzas rusas están a unos 30 kilómetros del centro de Kiev. Un bloque de viviendas se ha visto alcanzado por los ataques y ha sufrido graves daños. Se ha impuesto un toque de queda por la tarde desde este sábado hasta el lunes. El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, ha dicho que no hay una presencia militar rusa importante en la capital, pero que hay “grupos de saboteadores” activos. Los combates siguen en muchas partes del país, como Járkov, al este.
  • El Ministerio de Defensa británico ha dicho este sábado por la tarde, basándose en las actualizaciones de los servicios de inteligencia, que la velocidad del avance ruso en Ucrania ha disminuido temporalmente, “probablemente como resultado de las agudas dificultades logísticas y la fuerte resistencia ucraniana”. Las fuerzas rusas, dice Defensa en un tuit, están sorteando las principales ciudades y “dejando que las fuerzas las rodearan y aislaran”, aunque repite que el principal objetivo militar de Moscú es la toma de la capital.
  • Pese a las ofertas de Estados Unidos para que abandone el país, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha asegurado que se mantiene en su puesto y ha rechazado el ofrecimiento. Zelenski, que ha publicado un vídeo grabado en una calle de Kiev diciendo que permanecía en la ciudad, ha asegurado que las fuerzas ucranianas han hecho “descarrilar” el plan de ataque ruso y que no deponen las armas. “Hemos resistido y estamos repeliendo con éxito los ataques enemigos”. La ley marcial está activada en toda Ucrania y las autoridades. Los hombres de entre 18 y 60 años tienen prohibido salir de Ucrania. “Estamos repartiendo armas entre todos aquellos que lo deseen”, dice Zelenski. Muchos ucranianos se han estado preparando para luchar, y las autoridades han instado a los residentes de Kiev a quedarse en casa y preparar cócteles molotov. A los soldados ucranianos se les han sumado decenas de miles de reservistas, agrupaciones de voluntarios y miembros de las unidades territoriales.
  • Los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto parecen flaquear. Ucrania se mostró este viernes abierta negociar una demanda clave de Rusia: declararse neutral y abandonar su ambición de entrar en la OTAN. Moscú ha acusado a Kiev de no querer negociar y el Kremlin asegura que sus tropas están avanzando de nuevo después de haber ordenado una pausa para unas negociaciones que no se han producido. “Ayer, debido a la espera de las conversaciones con los dirigentes ucranianos, el comandante jefe y presidente de Rusia ordenó detener el avance del grueso de las tropas”, ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. “La parte ucraniana rechazó en esencia las conversaciones, hoy se reanudó el avance en correspondencia con el plan de la operación”. Bielorrusia se ofreció para acoger en Minsk las conversaciones, pero, según el Kremlin, Ucrania propuso Varsovia como sede alternativa. “Sus comentarios de que supuestamente nos negamos a negociar son solo parte de sus tácticas”, ha afirmado el asesor de la presidencia ucraniana, Mykhailo Podoliak, según recoge EFE. El expresidente ruso y vicepresidente del Consejo de Seguridad del país, Dmitri Medvédev, ha sugerido que Moscú podría cortar los lazos diplomáticos con Occidente.
  • En Nueva York, Rusia ha vetado una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenaba la invasión de Ucrania. China se ha abstenido, junto a India y Emiratos Árabes Unidos. 11 miembros votaron a favor.
  • En un giro importante en su política de prohibir las exportaciones de armas a las zonas de conflicto, el Gobierno alemán ha informado este sábado de su decisión de enviar a Ucrania 1.000 armas antitanque y 500 misiles de defensa antiaérea “Stinger”. “En esta situación, es nuestro deber apoyar a Ucrania lo mejor que podamos en su defensa contra el ejército invasor de Vladimir Putin”, ha dicho el canciller Olof Scholz. Joe Biden ha liberado 350 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania.
  • El número total de víctimas no está claro y está resultando difícil verificarlo, por lo que las cifras pueden estar subestimadas. Varias decenas de personas han fallecido, entre ellas civiles. Según los últimos datos del ministro de Sanidad de Ucrania, al menos 198 ucranianos han muerto, entre ellos tres niños, y hay más de 1.000 heridos. La Misión de observación de los derechos humanos de la ONU en Ucrania ha recibido informes de al menos 127 víctimas civiles, entre ellos 25 muertos y 102 heridos, en el país causadas por bombardeos y ataques aéreos, la mayoría de ellas (114) en zonas controladas por el Gobierno. Reino Unido ha dicho que 450 soldados rusos y 194 ucranianos, entre ellos 57 civiles, han muerto desde que comenzó la invasión.
  • Miles de personas están huyendo de sus hogares buscando seguridad. Acnur calcula que hay unos 100.000 nuevos desplazados dentro del país y más de 115.000 refugiados ucranianos han salido a países vecinos, una cifra que se está incrementando. La mayoría han huido a Polonia, pero también hacia otros como Hungría, Eslovaquia, Moldavia y Rumanía. “Están saliendo a pie, en coches, en trenes, autobuses…. como pueden. Sabemos que se están produciendo colas en varios lugares y momentos del día”, afirma la portavoz del Acnur en España en esta información de Gabriela Sánchez. “Gracias de corazón a los gobiernos y personas de los países que mantienen sus fronteras abiertas y acogen a los refugiados”, ha dicho el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.
  • En Kiev, los ucranianos se enfrentan a largas colas para conseguir dinero en los cajeros automáticos y combustible en las gasolineras. Las crónicas de los periodistas describen el sonido de las alarmas antiaéreas y que muchas tiendas del centro de la ciudad están cerradas y las calles están prácticamente vacías. Los ataques “han generado un gran miedo y pánico entre la población, con familias realmente asustadas, yéndose con sus hijos a refugios. Este es claramente un momento aterrador para los niños y niñas de todo el país”, ha denunciado Unicef.
  • Este viernes, hubo señales crecientes de que Moscú puede estar buscando un cambio en el poder en Ucrania. Putin llamó a los militares ucranianos a tomar el poder, asegurando que con ellos “será más fácil llegar a un acuerdo” para poner fin a la ofensiva. Lavrov se ha negado a reconocer al Gobierno de Kiev como democrático. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha advertido de que “todo indica que Rusia pretende rodear y amenazar” la ciudad y el Ministro de Defensa británico, Ben Wallace, ha afirmado que Rusia tiene la intención de tomar toda Ucrania. EEUU también cree que el objetivo de Rusia es “decapitar este Gobierno”. Zelenski dice que sabe que las tropas rusas vienen a por él, pero ha prometido quedarse en Kiev. “El enemigo me ha marcado como objetivo número uno”, ha dicho.
  • Durante su ofensiva, las fuerzas rusas han atacado instalaciones militares ucranianas y objetivos de defensa aérea. Rusia ha disparado cientos de misiles balísticos. El Ministerio de Defensa ruso ha dicho que decenas de instalaciones militares terrestres de Ucrania han quedado inoperativas. Entre los objetivos destruidos, ha dicho Defensa, hay varios aeródromos de la fuerza aérea y puestos de mando. Según el comandante jefe de las fuerzas ucranianas, Rusia ha perdido decenas tanques, vehículos blindados así como aviones y helicópteros.
  • Amnistía Internacional ha denunciado este viernes que la invasión rusa de Ucrania se ha caracterizado por los “ataques indiscriminados contra zonas civiles y los ataques contra bienes protegidos, como los hospitales”, tras documentar tres episodios en los que cree que han muerto al menos seis civiles y han resultado heridos al menos otros 12. “Los ataques indiscriminados violan el derecho internacional humanitario (las leyes de la guerra) y pueden constituir crímenes de guerra”, dice la ONG en un comunicado. “El Ejército ruso ha mostrado un flagrante desprecio por las vidas de los civiles al utilizar misiles balísticos y otras armas explosivas con efectos de amplio alcance en zonas densamente pobladas. El Gobierno ruso, que afirma falsamente que solo utiliza armas guiadas de precisión, debe asumir la responsabilidad de estos actos”, ha declarado Agnès Callamard, la secretaria general de AI.
  • El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, ha asegurado este viernes en Twitter que su país ha empezado a recolectar hechos sobre las acciones de las fuerzas armadas rusas para enviarlos a la Corte Penal Internacional. “No podrán eludir el castigo”, ha dicho. Las autoridades ucranianas han acusado a Moscú de atacar instalaciones civiles, algo que Rusia ha negado, asegurando que sus militares “toman todas las medidas para evitar víctimas entre la población civil”.
  • Durante el anuncio de la ofensiva, Putin dijo que su objetivo es “desmilitarizar y desnazificar” Ucrania y “proteger a las personas que han sido objeto de intimidación y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años” en el Donbás, al este, donde los líderes de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk reconocidas por Moscú habían reclamado poco antes ayuda al Kremlin “para repeler la agresión de las fuerzas armadas ucranianas”. Tanto Ucrania como la UE, la OTAN y EEUU desmienten este genocidio, del que Putin no mostró pruebas en su alocución televisada. El presidente ruso ha asegurado no “tener planes de ocupar territorios ucranianos”. Sin embargo, ante las repetidas advertencias de Occidente sobre un ataque “inminente” y la acumulación de tropas en la frontera, Moscú siempre había negado tener planes para invadir Ucrania. Putin ha insistido en que “no tenía otra opción” que atacar Ucrania.
  • El alcance total de la operación militar se desconoce aún. Este jueves, las tropas rusas atravesaron la frontera ucraniana en varias tandas y desde varios ejes, cruzando del noreste hacia Járkov, al este, y entrando desde Crimea, anexionada por Rusia en 2014, a Jérson, al sur. Ha habido explosiones cerca de las principales ciudades ucranianas. Separatistas apoyados por Rusia han lanzado ataques en las regiones escindidas de Lugansk y Donetsk, que reclaman pero solo controlan parcialmente, según medios estatales rusos. Ha habido fuertes batallas a lo largo de toda la “línea de contacto” en el Donbás, en conflicto desde 2014. Ucrania asegura que Rusia ha atacado desde Bielorrusia y con el apoyo de este país. El Ejército de Rusia ha ocupado la antigua central nuclear de Chernóbil tras fuertes combates.
  • Ucrania es un país de más de 600.000 kilómetros cuadrados y una población de cerca de 44 millones de personas. Los separatistas controlan aproximadamente un tercio de las regiones de Donetsk y Lugansk, unos 16.000 kilómetros cuadrados, según algunas estimaciones. Ucrania, el país de menores ingresos de Europa, comparte frontera con Rusia (este), Bielorrusia (norte), Moldavia, Hungría, Eslovaquia, Polonia y Rumanía (oeste) y limita con el mar Negro. Ucrania ha ordenado el cierre de su espacio aéreo para vuelos civiles. La Agencia Europea de Seguridad Aérea ha pedido a los operadores aéreos evitar zonas del espacio aéreo de Ucrania, Rusia, Moldavia y Bielorrusia por “alto riesgo”.


  • En Rusia, cientos de personas han sido detenidas en distintas protestas contra la guerra en Ucrania, las que se han unido figuras destacadas del país. La Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha indicado que más de 1.800 personas han sido arrestadas, aunque dice que no está claro si algunas han sido liberadas.
  • La OTAN ha empezado a desplegar fuerzas de respuesta defensivas terrestres y aéreas en su flanco este. Los países occidentales han dejado claro que no enviarán tropas de combate a Ucrania. “No debe haber lugar a malentendidos: vamos a proteger a cada aliado y cada centímetro del territorio de la OTAN”, ha indicado el secretario general, Jens Stoltenberg.

Este artículo está en permanente actualización.





www.eldiario.es